Dónde Está Mi Bebé-Historia De Terror 2022

historia de terror-donde esta mi bebe (3)

Dónde Está Mi Bebé-Historia De Terror 2022



Dónde está mi Bebé, historia de terror… Relato otorgado por un Doctor de Centro Medico
El siguiente relato fue compartido por un Doctor que trabajó durante un tiempo en Centro Médico de Occidente de la Ciudad de Guadalajara.

Solicito mantener la mayor discreción posible, además de resguardar los datos personales de los involucrados. La historia se conoce entre los internos y demás doctores, por ello se eliminaron los nombres de aquellos que se mencionan en la historia. A partir de este momento la historia se relatará como si el mismo medico es quien contara la historia.

Durante las noches de verano me tocó hacer guardia en el área de maternidad del Centro Medico de Occidente, el área de Maternidad siempre ha sido un lugar muy concurrido durante todas las horas, recibimos aproximadamente a mas de treinta mujeres embarazadas con algún problema o a punto de dar a luz. Pero una noche mientras me tocaba guardia el ambiente estuvo muy tranquilo.

Esto me pasó muchos años atrás antes de que la Pandemia llegara, los familiares podían quedarse a esperar en la sala de espera, recién acababa de llover y las cosas pintaban a que estarían tranquilas.

No teníamos ningún paciente en ese momento y todo estaba vacío así que le comenté a la enfermera y a la chica de recepción que tomaran su descanso en ese momento, yo me quedaría ha hacer guardia.

Sin embargo, no pasaron ni cinco minutos cuando una mujer llegó pidiendo ayuda, le pregunté que era lo que estaba ocurriendo, y ella me miró con un semblante decaído y con su rostro muy pálido. Me decía que su bebé ya estaba por nacer y ocupaba quien le ayudara.

La vi bastante agotada así que decidí tomarle sus datos para después y la pasé a revisión.Llamé varias veces por teléfono a la enfermera, pero no tuve éxito, al igual que a la recepcionista.

Como no tuve éxito entré nuevamente para hacerle revisión a la señora, pero cual sería mi sorpresa que ya no se encontraba allí. Estaba desconcertado pues la única salida que existía era donde yo me encontraba hablando por teléfono. En eso escuché unas voces que se acercaban poco a poco, se trataba de la recepcionista y la enfermera.

Les comenté que tenía a una paciente perdida en algún lugar, no se pudo ir muy lejos, así que les pedí de su ayuda para buscar a la señora.

Pasaron varios minutos y no dimos con ella, la recepcionista tuvo la idea de ir a revisar en vigilancia para consultar las cámaras de seguridad, mientras tanto nosotros esperaríamos para ver si la señora regresaba. Sin embargo, no paso así, la recepcionista regresó y me pidió que habláramos un momento.

Me dijo que si salía el video de seguridad sin embargo no se veía con quien hablaba o con quien me dirigía, le pedí ver personalmente los videos así que me llevó hasta donde tenían las grabaciones y pude ver que precisamente estaba hablando solo. Me sugirieron que fuera a tomar un descanso, pero yo estaba muy seguro de lo que vi. Por ese día fue lo único que me llegó a pasar.

Dónde Está Mi Bebé-Historia De Terror

Dónde Está Mi Bebé-Historia De Terror

Tiempo después pero no mucho después de lo que me sucedió, me tocó hacer nuevamente guardia nocturna, sin embargo esta ocasión era haciendo rondas por las camillas de los pacientes que estaban hospitalizados. Tenia cinco pacientes que estaban descansando, apenas habían dado las dos de la madrugada cuando escucho que una de mis pacientes me llama, fui corriendo para ver que se le ofrecía y casi doy un grito cuando veo acostada allí a la paciente que hace tiempo desapareció.

Ella me decía que le ayudara pues estaba por nacer su bebé, yo no me movía para nada, la escuchaba fuerte y claro casi me gritaba por que le ayudara pues su bebé estaba por nacer, fue cuando se me ocurrió hacer quizás lo más estúpido que pude haber hecho en mi profesión, le pregunté si ella era real, ella no dejaba de mirarme pidiendo ayuda y llorando a la vez, con mi mano le toqué una pierna y efectivamente se trataba de una persona.

Eso me hizo despertar de mi trance y decirle que ya la escuché y efectivamente la ayudaría. Por dentro pensaba que quizás si era cierto que me encontraba muy cansado y que me imaginé cosas, tomé mi estetoscopio y quise escuchar el corazón del bebé, pero no lo percibía, de hecho, no percibía ningún pulso, miré a la Madre y vi ese rostro demacrado y decaído que antes vi.

Le dije que no me tardaba, iría por ayuda, rápidamente fui por los enfermeros para que me ayudaran a trasladarla a otra habitación para una revisión más exacta y profunda, pero cuando llegué con ellos, la cama se encontraba vacía, lo primero que pensé fue en que otra vez se estaba repitiendo la historia y que algo me estaba sucediendo. Los enfermeros me preguntaron sobre el paradero de la mujer a lo que les dije que fuéramos a ver las cámaras de seguridad.

Como si fuera una maldita broma, allí estaba yo solo tomando datos vitales a la cama. Les comenté que no dijeran nada, yo sabía bien que no me encontraba cansado o con algún malestar, si no mas bien tenia que tomar un poco de aire fresco.

Después de haberme tomado un descanso regresé a la camilla donde estuvo esta mujer o quizás su fantasma. Me sentí por un momento abrumado al darme cuenta de que nuevamente mi mente me estaba jugando un mal juego. Pediría vacaciones al día siguiente para poder distraerme.

Me fui a los cuneros un momento, no teníamos ningún bebé en ese momento, y cuando estaba por retirarme, allí se encontraba parada en el pasillo aquella mujer, pero ya no se encontraba embarazada. Me asusté bastante que no pude evitar dar un salto del susto que me dio, le dije varias veces que me dejara en paz, que no tenía por que estarme atormentando a mí. Fue cuando me preguntó algo que me dejó inquieto…

-Doctor, ¿Dónde esta mi bebé? – su voz se escuchaba tenebrosa y quebradiza al mismo tiempo, me alejé lo mas posible de ella pero comenzó a andar hacia mí, no pretendía esperarme a ver que sucedía si me quedaba allí, así que Salí por la otra puerta para irme a otro lado donde hubiera más compañeros, allí fue donde me encontré con la recepcionista y otro doctor.

Me vieron que me encontraba muy agitado y angustiado, me preguntaron si me encontraba con bien, yo apenas y podía hablarles. Fue cuando les dije lo que vi del otro lado justo al lado de los cuneros, pero cuando la recepcionista estuvo a punto de ir a ver, el doctor que estaba allí la detuvo.

A mí me pidió que tratara de guardar compostura pues lo que vi precisamente a otros doctores también les tocó vivirlo, se trataba del espíritu de una Madre que falleció cuando llegó a pedir ayuda, el bebé ya se encontraba sin vida cuando al realizar la cesárea se lo extrajeron.

Sin embargo, ella aun estaba consciente cuando se dio cuenta de cómo nació el Bebé, quiso cargarlo, aun así, pero fue tanta su desesperación que se quiso levantar y comenzó a desangrarse hasta quedar en shock, desafortunadamente la mujer también falleció.

Pero últimamente se decía esta mujer se aparecía por estas fechas en el Centro medico solicitando ayuda.

Quienes la habían visto solo le dan el acceso y se olvidan de ella, pero era la primera vez que esta ánima llegara tan lejos.

Regresé para ver si aún se encontraba allí esa mujer, pero ya no la vi, esto me causó cierta tranquilidad así que me dispuse a regresar a mi estación.

Ya casi a la madrugada, a pocos minutos de que llegara a entregar mi turno, me encontraba realizando mi informe, comúnmente la sala general para doctores está abierta para todo el personal, pero a mí me gustaba mantenerla cerrada para tener total concentración.

Cuando estaba transcribiendo mi información escuché un ruido cerca de mí, aun me sentía algo nervioso por lo que voltee rápidamente a dar un vistazo, pero no vi nada. Seguí escribiendo, pero esta vez pude escuchar claramente que alguien decía mi nombre en voz muy baja, pensé que quizás alguna enfermera me estuviera procurando.

No quise responderle pues no quería ser interrumpido hasta que terminé mis informes. Pero después un poco mas claro y con la voz de una mujer escuché detrás mío que alguien me decía…
¿Dónde está mi bebé?

La sangre se me bajó al piso, pero ahora que sabía lo que sucedió me mantuve tranquilo, apagué el monitor de la computadora y pude ver en el reflejo a aquella señora que antes me encontré.

No quise contestarle, traté de ignorarla levantándome de allí, me apresuré para levantar mis cosas, pero seguía insistiendo con su pregunta de dónde estaba su bebé.

No quise que esto se prolongara más, así que se me ocurrió ir a preguntarle al Doctor que me contó la historia de la Mujer fantasma,

El me comentó que el cuerpo de la madre y del bebé nunca fueron procurados, sus cuerpos quedaron en el anfiteatro para su estudio, y que era muy probable que ya se habían desechado, pero esto ya paso muchos años atrás.

Ya con la información que me habían pasado regresé a la oficina, me encerré, puse seguro a la puerta y me senté sobre la silla, me quedé esperando a que nuevamente me preguntara aquella mujer sobre su bebé, tenia los nervios a todo lo que daba, no sabía si funcionaría o que sucedería, quizás no pasaría nada y lo que estaba haciendo era algo tonto o ridículo, pero tenia que intentarlo.

Fue cuando una voz muy tenue me habló por mi nombre completo y después me preguntó por su bebé, respiré profundo y pude ver por el reflejo de un espejo que tenemos allí que detrás mío se encontraba esta señora, cerré los ojos y me dispuse a contarle de manera mas tranquila lo que pude, traté de hacerlo mejor que podía y de la manera mas respetuosa.

Al terminar me quedé en silencio, no sabía que respuesta me daría, así que continué comentándole que ofrecería una misa a su nombre y a su Bebé para que encontraran el eterno descanso.

No tuve tampoco una respuesta como tal. abrí los ojos y aquella mujer ya no se encontraba detrás de mí.


Ese fin de semana cumplí mi promesa, incluso por las tardes prendo una veladora para darle la luz que ocuparía ella. Le pedí a Dios por el alma de esta mujer atormentada y que encontrara el descanso eterno.

Ya han pasado varios años desde ese entonces, mi historia a pasado de boca en boca, y ciertamente he escuchado varias versiones, pero la que coincide con todos es la que menciona que aquella mujer buscaba a su Bebé.

Autor: Mario Franco Corrales Lengua de Brujo

Derechos Reservados

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Historias de Terror