Apariciones En La Plaza-Historia De Terror 2022

Historia de terror apariciones en la plaza

Apariciones En La Plaza-Historia De Terror 2022

Lo que van a escuchar es una real historia de terror, el resultado de una investigación realizada en una Plaza Comercial de una ciudad en el norte del país.

Por cuestiones de privacidad no puedo revelar detalles específicos del sitio donde ocurren los hechos, pues las personas que colaboraron conmigo podrían perder su trabajo.

Este caso llegó hasta mis oídos debido a que un amigo fue a hacer reparaciones a uno de los locales, esas reparaciones se realizaron durante la noche, y me contó que estando ahí un niño intentó entrar en el local, y también algo no humano.

Algunos días después fui a la plaza para hablar con el dueño del local donde había trabajado mi amigo, le conté que estaba interesado en hacer una historia de terror, el señor me platicó lo que a él le había tocado ver, y también me sugirió hablar con el jefe de seguridad de la plaza. Historia de terror

Resultó que era el día de descanso del de seguridad, así que, para no perder el día, intenté hablar con algunas personas que trabajan en los diferentes locales de la plaza, obtuve algunos datos interesantes, el más relevante fue el de una trabajadora de una tienda de ropa.

Ella me dijo que, aparte del niño, también se aparecía una niña.

Al día siguiente ya pude hablar con el jefe de seguridad, esa persona estuvo trabajando ahí desde que apenas estaba construyendo la plaza, desde el día 0, así que me contó demasiadas cosas, cada una más interesante que la anterior.

También pude ponerme en contacto con algunos ex trabajadores de la plaza, guardias sobre todo, para verificar algunos datos sueltos, en total para poder hacer esta historia de terror, fue necesaria la colaboración de 20 personas, a las cuales les agradezco.

Todo lo que van a escuchar a continuación es absolutamente real, se los puedo garantizar, yo estuve una noche dentro de la plaza y al final les platicaré sobre lo que yo experimenté en carne propia.

Historia de terror – Apariciones En La Plaza

Los dejo con el relato del jefe de seguridad.
ANTECEDENTES DE LA PLAZA – Historia de terror
Yo fui contratado incluso antes de que se comenzara con la construcción de la plaza, esto fue hace más de 10 años.

Di con este trabajo porque anteriormente ya había trabajado como custodio en en servicio Panamericano de entrega de valores.

Cuando llegué al terreno solo estaba cercado con una malla metálica. El lugar mide 1,200 metros cuadrados. Para que se den una idea del tamaño del terreno, dentro caben más de 100 casas de un tamaño tipo Infonavit.

Al principio solo éramos 3 personas, yo al mando y otros 2 guardias. Uno de ellos trabajaba de 6 de la mañana a 7 de la noche, el otro de 6 de la tarde a 7 de la mañana.

Mi horario de trabajo era de medio día a media noche, así podría supervisar a los dos guardias.

Las funciones de los guardias era dar rondines por todo el terreno, cuidando que nadie se metiera, que los obreros estuvieran haciendo su trabajo de forma segura, pero lo más importante, según nos dijeron a los 3 al momento de contratarnos, era que nadie grabara nada ni tomara fotos de ningún tipo, indicación rara para una obra en construcción.


Yo, siendo jefe, tenía funciones adicionales, papelería más que nada, además yo debía hacer 4 ó 5 revisiones aleatorias y debía documentarlas.


Las revisiones tenían 3 finalidades, la primera era asegurar el correcto avance de la obra, la segunda era verificar que los obreros no tuvieran sustancias, y también tenía que revisar celulares, buscando que nadie tuviera ni fotos ni videos.

Desde el principio las cosas fueron raras, para empezar se excavaron 4 metros por debajo del nivel del suelo, entiendo que una plaza pueda tener sótano debajo de sus instalaciones, pero no me hace sentido que el área del estacionamiento también tenga sótano, no exagero cuando digo que literalmente todo el terreno cuenta con un sótano de 4 metros de profundidad.

Esas excavaciones fueron sumamente llamativas, pues en varias ocasiones acordonaban diferentes zonas y sacaban cosas, a veces incluso llegó a venir la policía a revisar las excavaciones.

La construcción del inmenso sótano tardó como 3 meses, y cuando finalmente estuvo terminado contrataron a 4 guardias más, esos 4 elementos eran exclusivos para cuidar el sótano. Historia de terror

Yo nunca entendí cuál era la finalidad de tener guardias en el sótano, ya que en cuanto lo terminaron ya ningún obrero bajaba ahí para realizar nada. Solo estaban los guardias.

La primer semana renunciaron 3 de los 4 guardias, alegaban que algo vivía ahí abajo, y que ese algo los acechaba durante todo su turno. Historia de terror

No había nada de luz ahí abajo, obviamente, ya que la obra seguía en construcción, la única forma de tener visión era con las linternas.

Tuve que pasar un turno ahí abajo, mientras que contrataban a más personal, y en verdad que era horroroso estar ahí debajo, se oían cosas raras, y en efecto, se sentía como que algo te estaba siguiendo todo el tiempo.
Al día de doy sigo creyendo fielmente que ese algo se despertó con las excavaciones.

Afortunadamente no tardaron nada en contratar nuevo personal, es más, hasta tenían personal de respaldo, no tuve que volver a pasar otro turno ahí debajo.

Con el paso de las semanas, mientras avanzaba la construcción, algunas empresas, que ya habían firmado con la plaza, enviaban representantes a supervisar el avance de sus locales, eso estaba bien, ya que esa gente siempre llevaba algo para dar a los obreros para que se esforzaran más en sus locales.


Había uno que iba muy seguido, el representante de una cadena de cines, ese señor siempre llevaba comida y refrescos para todos.

El área que ocuparía el cine abarcaba lo de 10 locales, ya que, aparte del supermercado, sería la atracción principal de la plaza.

Cinco meses después de haber iniciado la obra, es decir, dos meses después de haber terminado el sótano, ya aquello comenzaba a parecer una plaza, bueno, pues fue en ese tiempo que en el área que sería del cine comenzaron a ocurrir cosas extrañas. Historia de terror

Durante el día los obreros tenían accidentes, pero solo en el área del cine, en ningún otro lado. Nunca murió nadie, afortunadamente, pero un sujeto, de alguna manera, perdió un brazo.

Durante las noches, en el sótano, debajo del área del cine, los guardias reportaban mediante el radio, que podían ver una cosa.

Para ese entonces en el sótano se habían marcado las zonas que correspondían a cada local, por eso se sabía que aquella cosa aparecía en el área del cine.

Pasaron 7 meses más y finalmente la plaza se inauguró, fue a partir del día 1 que comenzaron a suceder cosas extrañas.

Al principio yo no trabajaba de noche, pero, debido a que soy el jefe, cada que un guardia del turno nocturno renunciaba yo debía ir a cubrir, así que, si mis cuentas no me fallan, al día de hoy, luego de trabajar aquí por una década, he pasado casi dos mil turnos nocturnos en la plaza comercial. Historia de terror

Y no hay una sola noche en la que no ocurran cosas paranormales.
Solo voy a hablar de 3, y lo haré por orden de cómo fueron ocurriendo, primero de la cosa del sótano, luego de la niña, y por último del niño.

Historia de terror – Apariciones En La Plaza

Historia de terror Apariciones en la plaza


LA CRIATURA DEL SÓTANO Historia de terror
Ya di una introducción breve de este ser, ahora sí, hablemos de lleno del hombre sombra.

Como dije, la plaza contrata personal específico para el sótano, actualmente hay 4 guardias, entre ellos cubren desde las 6 de la mañana hasta las 11 de la noche.

Por alguna razón cuando la plaza cierra sus puertas nadie vigila el sótano, que por cierto, solo se puede cerrar desde dentro, eso significa que durante toda la noche el sótano está abierto.

Un detalle curioso es que no todos los locales tienen acceso al sótano, el cine sí, el supermercado, también la tienda de ropa, y la gasolinera que está del otro lado del estacionamiento también tiene acceso al sótano.

Es por eso que no entiendo para qué quieren tanto sótano, más aún, no me hace sentido que tengan personal cuidando el sótano, por 2 razones…

la primera es que los locales que tienen acceso pueden hacerlo desde dentro de sus instalaciones, basta que con ellos tengan a alguien cuidando que nadie baje sin autorización.

La segunda es que, aparte de los accesos a través de los locales, solo hay una entrada en toda la plaza que conduce al sótano, y mientras la plaza está abierta yo tengo a un guardia vigilando todo el tiempo esa entrada al sótano.

Entonces, si tienes seguridad en los locales y yo tengo un guardia vigilando la entrada al sótano, no veo la necesidad de tener guardias debajo de la tierra cuidando un sótano ridículamente grande donde solo hay mercancía de 3 locales.

Más de uno pensará que seguro es para proteger la gasolina y el diésel que se almacenan ahí abajo, pero no, porque la zona del sótano que pertenece a la gasolinera está acorazada con alambre de púas y una puerta que solo se abre con código, sin mencionar que la gasolinera tiene una persona armada cuidando su sótano.

Así que por más que lo pienso no encuentro cuál es la lógica de tener guardias ahí abajo.

En todos estos años la plaza ha cambiado de encargado en dos ocasiones, y cada que llega un encargado nuevo yo le pregunto sobre la finalidad de aquel gigantesco sótano, y la respuesta ha sido la misma:

El dueño de la plaza no me permite hablar al respecto.

Podría contarles mis teorías pero mejor les relato algunas cosas y así ustedes pueden sacar sus propias conclusiones. Historia de terror

La primera vez que me tocó estar de noche, ya con la plaza funcionando, fue un 15 de Junio, allá por el 2011. Lo recuerdo bien porque era mi cumpleaños, de hecho yo no iba a trabajar, es más, estaba en mi fiesta, pero me avisaron que uno del segundo turno, no se presentaría así que debía ir a cubrir.

El segundo turno comienza a las 6 de la tarde, a mí me avisaron a las 5 así que, muy a mi pesar, alcancé a llegar a tiempo.

La tarde fue aburrida, pero al momento de cerrar las puertas, minutos después de las 11 de la noche, las cosas en la plaza comenzaron a tomar otro tono, uno más sombrío.

Las extrañas políticas de la plaza también se aplican en la noche, por ejemplo, todas las lámparas deben apagarse.

Solo quedan 3 fuentes de luz, una es el letrero de la pizzería, que está en la esquina norte, otra es la cartelera del cine, que está en la esquina sur, y la tercera son las letras de entrada del supermercado, que está a media plaza.

La distancia entre la pizzería y las letras de entrada es de 150 metros, y esa es la misma distancia de las letras de entrada al cine, el punto medio de ambos trayectos está totalmente sumergido en penumbras.

Además, toda el área del comedor y de los baños también se queda sin luz alguna.

Es normal sentir miedo y ansiedad al recorrer la plaza con tan poca luz, pero sin duda alguna lo peor ocurre de 1 a 3 de la mañana.

A la una hay que revisar la puerta del sótano, no hay que entrar, solo revisarla, y siempre, cada día, esa puerta está abierta a la una de la mañana.

Eso solo significa una cosa, el ser que vive en el sótano sube a pasearse por la plaza.

Aquel 15 de Junio de 2011 lo vi por primera vez, es una gigantesca masa negra con forma humanoide, su andar es lento, no se le distinguen brazos ni piernas, literalmente es como un bulto.

Durante dos horas hay que estarse cuidando de esa cosa, hay que mantenerse todo el tiempo en grupo, no hay que acercarse a las zonas sin luz, así que por lo general cuando esa cosa anda suelta nos quedamos cerca del cine.

Aún estando cerca de la luz hay que tener cuidado con acercarse a las esquinas, ya que esa cosa se desliza por la orilla y sí puede llegar a las esquinas. Historia de terror

Solo hay una forma de hacer que se aleje, es utilizando la linterna, si intentas aluzar su cara, desaparece, no corre, no vuela, no se vuelve invisible, literalmente se desvanece como si fuera polvo o neblina.

Esa cosa no se deja grabar, lo hemos intentado en más de una ocasión pero es imposible, y cuando digo que no se deja grabar no me refiera a que se esconda, me refiero a que no sale en ninguna foto ni grabación.

Esto no solo ocurre con las cámaras de los celulares, las cámaras del circuito cerrado de la plaza no lo detectan, no es que salga borroso o distorsionado, sencillamente no aparece en los monitores.

Otra cosa que ocurre cuando la criatura anda suelta es que en el área del comedor se mueven cosas, nosotros no vamos a asomarnos, pero escuchamos como se mueven las mesas y se arrastran las sillas.

Hace como 6 años comenzó a escucharse un nuevo sonido, es un ruido tan particular que nos perturba mucho.

En el centro del comedor hay pequeños columpios para que los niños jueguen, bueno, clarito se puede escuchar como rechinan los columpios, como si alguien estuviera jugando.

Claro que eso podría tener otra explicación.

Historia de terror – Apariciones En La Plaza

LA NIÑA QUE CORRE-Historia de terror
El año 2016 la ciudad alcanzó su punto más alto en niveles de violencia, había enfrentamientos de militares contra organizaciones criminales.

Tan peligroso estaba el asunto que muchos de esos enfrentamientos llegaron a ocurrir en parques, cerca de escuelas, y en una ocasión hubo un enfrentamiento dentro de la plaza.

Solo hubo dos fallecimientos civiles, por desgracia fueron dos infantes, hermanos, un niño y una niña.
Fue a partir de ese día que comenzó aquel sonido de los columpios en el comedor.

La niña comenzó a aparecerse en la plaza, ojo con lo que estoy diciendo, la niña comenzó a aparecerse, no el fantasma de la niña, la niña, de carne y hueso se aparece en la plaza, ese detalle es muy importante.

Bueno, esta niña no solo se aparece durante la noche, también se aparece por la mañana y por la tarde, no es muy común, pero si ha llegado a ocurrir en varias ocasiones.

Por ejemplo, en una ocasión la gerente de la tienda de ropa nos reportó un código azul, es decir, un menor buscando a sus padres.

Me acerqué para atender la situación, mientras la gerente me llevaba su oficina para ver a la niña.

Me contó que esa niña había entrado hecha un mar de lágrimas porque no encontraba a su mamá, lloraba y lloraba con mucho sentimiento, le dieron una coca y una paleta para tranquilizarla.

Cuando llegamos a la oficina de la gerente la niña ya no estaba, nadie la vio salir, mientras algunos trabajadores la buscaban yo fui a revisar las cámaras de seguridad, ahí pude ver a la niña, era la niña muerta. historia de terror

En las cámaras se ve como sale de la oficina y camina hasta el baño de mujeres, creo que está de más aclarar que cuando revisaron en el baño no encontraron a ninguna niña.

Tuve que mostrarle las grabaciones a la gerente, pero no le di ninguna explicación, lo dejé a su criterio.

Por esto es que aclaré que no se trata del fantasma de la niña, pues un fantasma no habla, no puede tomarse una coca ni comerse una paleta, lo que se aparece es algo más que se escapa de mi comprensión.

En otra ocasión, esto ocurrió en la pizzería, una familia se quejó porque una niña andaba en en área de juegos del local.

La familia había rentado todo el local para una fiesta infantil y por supuesto que se molestaron al ver jugando a una niña que no había sido invitada a la fiesta.

La gente de los locales tiene prohibido hacer contacto físico con los clientes, más aún si se trata de niños.

Así que nos llamaron, había un guardia cerca así que fue, pero a los 5 minutos me avisó por radio que la niña estaba arrinconada en un tobogán y no podía sacarla.

Le pregunté si de casualidad la vestimenta de la niña era tal y cual, me dijo que sí, entonces, yo sabiendo que se trataba de la niña muerta, le dije al guardia que se retirara del lugar sin dar explicaciones.

La niña de un momento a otro simplemente desapareció.

Los trabajadores del supermercado han tenido varios encuentros con la niña.

Yo jamás les he explicado a detalle como está la situación, pero ellos lo deducen, ya saben que cuando la niña entra buscando a su mamá solo tienen que darle algo de comer y la niña se irá sin molestar a nadie.

Hay ocasiones que la niña se pone a hacer lo que los niños saben hacer mejor, travesuras, por lo general no lastima a nadie, pero si hace destrozos.

Una vez la niña se metió al local de los chinos y se puso a correr entre los pasillos, tumbando peluches, juguetes, gorras y playeras. Historia de terror

Fui a atender la situación, ahí descubrí una cosa muy inquietante, la niña sí se reflejaba en los espejos, pero su reflejo no era la niña que yo tenía frente a mis ojos, no, lo que estaba del otro lado del espejo era un cuerpo en descomposición.


Esas eran las cosas que ocurrían durante el día, pero en la noche todo era muy diferente.

Antes de la una de la mañana era muy raro ver a la niña, y las pocas ocasiones que se aparecía era a lo lejos, no se nos acercaba.

Cuando la criatura del sótano subía a la plaza la niña se iba a la zona del comedor, a jugar en los columpios. Ese chirriante sonido de los columpios meciéndose me pone muy nervioso, más porque, como dije antes, esa zona está en completa oscuridad.

En una ocasión, y aclaro que solo fue en una ocasión, la niña hizo algo que definitivamente no debería poder hacer si solo se tratara de una niña.

Eran unos minutos después de las dos de la mañana cuando los columpios dejaron de escucharse, nosotros seguíamos cerca del cine, protegiéndonos de la criatura del sótano.

Vimos a la niña asomarse entre las penumbras, solo era su rostro, pero la expresión que tenía no era la misma de siempre, además parecía haber reducido su estatura casi a la mitad.

Entonces salió completamente, su cuerpo estaba contorsionado, avanzaba con sus 4 extremidades, como si fuera un perro.

Fue la cosa más horrible que jamás he visto, eso ya no era una niña, no tengo idea de que diablos era, pero estaba muy lejos de ser una niña.

No lo dudamos ni un segundo y todos corrimos porque esa cosa nos estaba persiguiendo y no era con intenciones amistosas.

Era tanto nuestro miedo que olvidamos por completo que no debíamos adentrarnos en las zonas oscuras, pudimos llegar hasta las letras de entrada sin problemas, pero cuando quisimos llegar hasta el letrero de la pizzería vimos a la criatura del sótano frente a nosotros.

Nos detuvimos de golpe, y entre jaloneos nos las arreglamos para dar media vuelta y correr hacia el local más cercano, que es uno donde se rentan artículos para el hogar.

Entre 3 tuvimos que abrir el candado de la cortina pues yo estaba temblando y no podía hacerlo solo, levantamos un poco la cortina del suelo y nos metimos por abajo.

Nada más entrar encendimos las luces del local y nos alejamos de la cortina.
No salimos de ahí en todo lo que restaba del turno.

Dos de los guardias que estaban esa noche ya no regresaron, no los culpo, si yo tuviera su sueldo también hubiera renunciado, es poco dinero considerando el riesgo.

Afortunadamente hasta el día de hoy la niña no se ha vuelto a convertir en esa horrible cosa que parece un demonio.

Por si todo esto no fuera suficiente, aún falta lo más escalofriante, el hermano de la niña muerta.

Historia de terror – Apariciones En La Plaza

EL NIÑO QUE GRITA-Historia de terror

Los primeros que reportaron el avistamiento del niño fueron los de la oficina de la Comisión de Agua, el pequeño había tallado el vitral de la oficina con una de sus uñas, cosa que no tiene ningún sentido, pues las uñas de un niño normal se romperían antes de tallar un cristal de ese tipo.

Ese primer reporte se dio como 3 días después de su fallecimiento, insisto, se sabía que era el mismo niño por la ropa que llevaba puesta.

Después, como a las dos semanas, fueron las muchachas de la tienda del dólar, en una ocasión que les ayudé a cerrar el local me dijeron que llevaban 4 días viendo a un niño que se paraba afuera del local de Telcel y que desde ahí se quedaba viendo fijamente hacia uno de los accesos de la plaza.

Curiosamente el acceso al que miraba era por donde él había intentado salir antes de que una bala le atravesara la pierna.

El comportamiento del niño me preocupaba más que el de la niña. Incluso su semblante era amenazante.

No pasó mucho tiempo para que el niño comenzara a tener un comportamiento hostil, sus primeras víctimas fueron los del local de aguas frescas.

Ese incidente ocurrió ya en la noche, cuando estaban cerrando el local, a eso de las nueve y media. Una persona terminó con una herida en la cabeza.

Como tuvieron que proporcionarle atención médica tuve que levantar un reporte, eso incluye tomar la declaración al herido.

El hombre dijo que estaba trapeando cuando detrás de él apareció un niño, ese niño lo miraba fijamente, el tipo comenzó a sentirse amenazado y mientras caminaba hacia atrás, sin despegar la mirada del niño, terminó resbalando y cayendo al piso, golpeándose en la cabeza.

Ya no vio al niño después de eso.

Un mes después hubo otro incidente, más llamativo que el anterior. El niño se metió a la papelería, estaba lleno el local, se paró frente a una vitrina y, delante de más de 10 personas, hizo reventar la vitrina, no quedó ni un vidrio.

Los testigos no se pusieron de acuerdo sobre cómo el niño había reventado la vitrina, algunos decían que sí la había tocado con algo, pero otros afirmaban que el infante no había hecho contacto físico con la vitrina.

Cual sea que haya sido el caso, todos coincidieron que en cuanto la vitrina reventó el niño ya no estaba, nadie lo vio correr, así que creo que es evidente que ese niño simplemente desapareció.


Yo empecé a desarrollar cierta manía con los hermanos, la niña que corre y el niño que grita, cada vez que alguien los reportaba yo veía las cámaras del circuito cerrado, ellos sí se pueden ver en las cámaras.

Y nunca desaparecen frente a las cámaras, sino que esperan a que algo se interponga entre ellos y las cámaras para desaparecer, me explico, se les puede ver caminando, pero luego pasan detrás de un muro y ya no salen, o van caminando entre la gente y cuando alguien los cubre de las cámaras se esfuman.

Definitivamente no soy un experto en el tema, y por más que busco no encuentro ninguna explicación al porqué los niños si pueden ser grabados pero no se puede grabar a la criatura del sótano.

Llevo años buscando una explicación sin encontrar nada.

El niño es impredecible, no tiene un horario para volverse agresivo, se ha vuelto loco tanto a las 9 de la mañana como a las 9 de la noche. Historia de terror

Cuando se pone así le gusta caminar cerca del local de los perfumes. En más de una ocasión ese niño se ha metido al local durante la madrugada y de alguna forma rompe una esquina del estante de madera donde se atiende a los clientes.

Historia de terror – Apariciones En La Plaza

Nosotros sabemos que se trata del niño porque lo hemos visto adentro del local, nunca lo hemos visto entrar porque literalmente aparece adentro, y su movimiento activa las alarmas del local.

Ese es otro de los detalles que me hacen afirmar que no se trata de un fantasma, pues hasta donde yo se, los fantasmas no pueden activar sensores de movimiento.

El punto es que cada dos o tres meses escuchamos durante la noche cómo se activan las alarmas de ese local, y cuando acudimos a revisar está el niño adentro, enseguida de la mesa rota.

El niño no rompe la mesa solo porque sí, no es una decisión aleatoria, el niño lo hace con la finalidad de que el dueño del local contrate personal para reparar el destrozo, ya que ese tipo de reparaciones, por políticas de la plaza, solo se pueden realizar durante la noche, después de las 11, cuando todas las luces ya están apagadas.

El dueño de ese local siempre batalla para que alguien repare su mueble, pues una vez que un proveedor viene ya nunca regresa, se asustan.

Y no los culpo.

Ellos vienen, se encierran en el local a trabajar, la única luz que tienen es la de dentro porque afuera no se ve nada, recuerden que no hay luces encendidas, y el local de los perfumes está lejos de las letras de entrada y también lejos del cine y la pizzería.

Imagínense el susto que se deben de llevar cuando un niño se acerca a las puerta de cristal del local y comienza a golpear el vidrio intentando entrar.

Lo único que ellos pueden hacer es hablarnos por radio, el que les dejamos, y esperar que el niño no entre en lo que alguno de nosotros llegamos al local.

Eso no es lo peor, las cosas se vuelven mas siniestras cuando ese niño sale corriendo porque la criatura del sótano se acerca al local, muchos proveedores se han desmayado, otros se ponen a llorar o a gritar del miedo.

Por suerte, basta con aluzar a la criatura, como dije antes, en donde se supone que está su cara, para que se esfume como si nunca hubiera estado ahí.

Por eso no regresa ningún proveedor, por eso el dueño del local de los perfumes batalla para encontrar siempre a alguien nuevo para hacer las reparaciones del mueble que el niño destroza.

Eso fue precisamente lo que le ocurrió al amigo del muchacho que vino a investigar lo que ocurre aquí.
También, en una ocasión, a plena luz del día, el niño atacó a la chica que atiende la librería.

Ella dice que ese niño estuvo sentado en una banca que está frente a la librería, cerca del cine, que estuvo ahí sin hacer nada por más de 4 horas.

Pero que, en cuanto hubo un lapso de tiempo que no entró gente al local, el niño se acercó, despacio, mirándola fijamente, esa muchacha es muy tímida y padece de ansiedad y nerviosismo, así que se quedó paralizada con la mirada penetrante del niño.

Dice que de pronto el niño corrió en su dirección, ella estaba frente al mostrador, que es de cristal, bueno, ella ya no recuerda más. Historia de terror

La tuvieron que llevar a un hospital pues la encontraron desmayada sobre el mostrador, que estaba completamente roto, con un montón de vidrios enterrados en su cuerpo, nada demasiado grave por fortuna.

Se requirió mucha fuerza para romper ese mostrador, fuerza que la muchacha no tiene, nada más de verla lo primero que piensas es que tiene anemia, claramente no va a poder romper un mostrador.

Y suponiendo que haya utilizado un objeto pesado para romperlo, ¿cuál sería la finalidad?

Y la pregunta más importante es, ¿cómo terminó desmayada sobre un montón de vidrios?
Este niño, junto con su hermana, son algo más que solo fantasmas.

Hay personas que han hablado con ellos creyendo que se trata de niños perdidos, se les puede tocar, son sólidos, carne y hueso, tienen sombra, sus pasos se pueden escuchar, su ropa y su cabello se mueve.

Es como si estuvieran vivos, pero es que están muertos, como dije antes, el reflejo de la niña, en el espejo, es de un cadáver.

Los niños vivos no desaparecen detrás de un muro o entre la gente, simplemente, los niños crecen, pero las cosas que llevan años apareciéndose.

En la plaza siguen exactamente iguales, de estatura, del largo de su cabello, la misma ropa, no han cambiado absolutamente nada.

No son niños, no son fantasmas, parecen vivos pero están muertos.

Y algo me dice que de una forma u otra están relacionados con la criatura del sótano, no entiendo cómo y no entiendo porqué.

Estoy seguro que el dueño de la plaza sabe perfectamente qué es lo que ocurre aquí, por algo tiene guardias en el sótano, por algo decidió construir un sótano que solo es ocupado en un 10%.

No tengo ni idea qué desenterraron cuando construyeron esta plaza, pero no tengo duda de que, sea lo que sea, no pertenece a este mundo.

Historia de terror – Apariciones En La Plaza

CONCLUSIONES historia de terror
Lo que acaban de escuchar es toda la información que me pudo decir el encargado de seguridad.

Como ven es una verdadera aterradora historia de terror.

todo contrastado con las otras 19 personas, y todos los testimonios se cuadran con lo que dice él, es por eso que no dudo de la veracidad de los hechos.

aún así entiendo que dada la naturaleza y la magnitud del relato, haya personas que duden que algo así pueda ocurrir en un lugar público, tan grande, y durante tantos años.

Es por eso que , luego de insistir mucho, logré que el jefe de seguridad me permitiera pasar una noche dentro de la plaza.

No pude ver a la niña, ni tantito, pero sí pude escuchar los columpios moviéndose, como si alguien estuviera jugando ahí.

Si pude ver al hombre sombra, en verdad es horrible, es una escabroso bulto negro sin forma, se anda paseando por la plaza sin un rumbo fijo, solo camina.

Mientras nos resguardábamos de esa cosa, cerca del cine, pude ver al niño, no supe en qué momento, solo de pronto lo vi a unos 10 metros de distancia.

No era un bulto, era un niño, la luz le creaba sombra, el vitropiso del cine es muy brilloso y por tanto refleja, bueno, pues el niño se refleja en el vitropiso.

Lo peor fue cuando el niño comenzó a llamar a su mamá, gritaba con todas sus fuerzas mientras su voz se desgastaba y se quebraba, lloraba con desesperación. Mamá, mamá, eso es lo que repetía una y otra vez.

Al final caminó hacia la oscuridad y lo perdí de vista.

A pesar de que investigué hasta donde pude, no puedo ofrecerles una explicación ni medianamente clara de lo que ocurre dentro de la plaza, lo que sí es que muchas personas han sido testigos de lo que ocurre.

Hay varias publicaciones en Facebook de personas han experimentado algo paranormal en ese lugar, algunas de esas publicaciones incluso tienen fotos y videos, por desgracia no tengo los permisos para compartir con ustedes esas publicaciones.

Pero, en caso de que alguien que esté viendo el video tenga evidencia, agradecería que dejara un enlace.
Eso es todo. historia de terror

Historia de terror-Historia de terror-Historia de terror- Histora de terror- Historia de terror-Historia de terror

Autor: RAMIRO CONTRERAS

Derechos Reservados


Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Historias de Terror