La Máscara De Paja-Historia De Terror 2022

historia de terror-la mascara de paja

La Máscara De Paja-Historia De Terror 2022

La Máscara de paja, historia de terror… Quiero contarles una serie de eventos, que nos sucedió a mi primo y a mi cuando éramos niños, nadie nos creyó en su momento, pero puedo asegurarles que hoy en día que lo recordamos aun se nos pone la piel de gallina.

Todo inició cuando teníamos tan solo ocho años…
En ese entonces los viernes o sábados, íbamos de visita a la casa de mi primo, que  vivía con su padrastro y mi tía. Mi primo y yo éramos uña y mugre, ambos tenemos la misma edad y nos gustaba pasar tiempo juntos.

Algo que disfrutábamos los dos hacer cuando éramos pequeños y que nos gustaba mucho, era asustar a los demás. Siempre pensábamos de qué manera podíamos espantar a los demás, ya sea escondiéndonos por detrás de una puerta y asustarlos por detrás o por debajo de la cama y hacer ruidos mientras los demás no sabían que estábamos allí.

Pero un día, al no tener ideas mi primo me mencionó que su padrastro acababa de regresar de viaje de Guadalajara con cosas interesantes, y entre ellas venia una máscara de paja la cual la resguardó en un baúl.

Para nuestra fortuna mi primo sabía en que parte se encontraba la llave de el baúl.

A escondidas de mis tíos cerramos la puerta de la habitación y lo abrimos. N

os encontramos con varias cosas que no fueron de nuestra atención, pero envuelta en un pedazo de tela se encontraba una máscara de paja, no parecía del todo tenebrosa, a mi en lo personal me pareció ridícula.

Mi primo fue el primero que se la puso y después comenzó a hacer sonidos como si de un fantasma se tratara, pero justo cuando le iba a pedir que me dejara usarla, escuchamos que alguien intentaba abrir la puerta. Rápidamente metimos las cosas y cerramos el baúl, encendimos el televisor para disimular que no estábamos haciendo nada malo mientras aun seguían intentando abrir la puerta. Mi primo se acercó para quitarle el seguro y abrir, pero al hacerlo no había nadie del otro lado.

La Mascara De Paja-Historia De Terror

Ambos nos quedamos viendo, estábamos seguros de que alguien intentaba entrar, no paso nada después de eso, así que lo dejamos olvidado y nos fuimos a jugar un rato.

Mas tarde, cuando regresamos a nuestra casa, mis padres y mi hermana comentaron que ya era tarde y se tenían que ir a dormir. Por mi parte no tenía mucho sueño así que les pedí permiso para quedarme a ver la televisión un rato.

Después de media hora, todos ya se encontraban dormidos mientras que yo seguía viendo televisión con todas las luces de la sala apagadas.

Y de repente pude escuchar un ruido que venía de la cocina, parecía que alguien estuviera abriendo la alacena para sacar algo de ella. Yo no había visto bajar a nadie del segundo piso, pero aun así los ruidos seguían escuchándose, los cuales claramente se escuchaba que alguien abría y cerraba la misma puerta.

Era imposible que se tratara del viento, pues no había en ese momento ninguna ventana abierta, me imaginé que quizás era mi hermana de quien se trataba y que me estaba intentando asustar, aun así camine lentamente hacia la cocina para ver qué pasaba y en cuanto llegué el ruido paró.

La cocina estaba en completa oscuridad, mis ojos aún no se acostumbraban del todo a lo oscuro y cuando pretendía encender la luz, la televisión se apago por si sola.

Rápidamente me di la vuelta y pude ver la silueta de una persona parada justo frente al televisor, volteo a verme y pude notar un par de ojos rojos muy brillantes, aquello comenzó a caminar hacia donde yo estaba y pude ver algo que me desconcertó, tenía puesta la máscara de paja y eso venía hacia donde yo estaba.

Lo único que se me ocurrió hacer en ese momento fue tirarme al piso y esperar lo peor, aquella persona se acercaba a mí.

Podía escuchar los pasos descalzos los cuales retumbaban en la sala, yo no pude evitarlo así que grité a mi mamá, y cuando menos lo esperé ya no había nadie allí.

Me encontraba solo nuevamente, la televisión se había vuelto a encender y de algún modo ya podía ver con mayor claridad en la oscuridad.

Mis Padres bajaron rápidamente para ver si me encontraba con bien, traté de explicarles qué era lo que había visto, sabía que sería algo difícil de creer, pero me expliqué lo mejor que pude.

Mi papá me dijo que lo más probable era que estaba viendo una película de terror y todo me lo había imaginado y mi madre me dijo que quizás había sido una pesadilla, una de esas que se sienten muy reales.

Aun así, me dijeron que podía dormir con ellos esa noche.

A la mañana siguiente, muy temprano si no mal recuerdo, me llamó mi primo por teléfono solo para decirme algo que me dejó helado, me platicó que se le había ido el sueño en la noche, se había ido a tomar un poco de agua, pero las ganas se le quitaron cuando vio a alguien caminar por el pasillo hacia la puerta principal, pero lo que mas le aterró es que traía puesta la máscara de paja.

El se regresó a su habitación rápidamente todo temeroso.

Al cabo de unas horas cuando ya había amanecido escuchó que su Padrastro había salido a correr como en todas las mañanas, fue al baúl solo para encontrarse con la sorpresa de que este se encontraba abierto completamente y allí estaba la máscara de paja.

Siendo honesto pensé al principio que mi primo me estaba bromeando, pero luego de escuchar su voz me di cuenta de que decía la verdad.

Le platiqué lo que me sucedió esa noche. Mi primo me comentó que se aseguraría de envolver bien en la tela a la máscara para luego cerrar con el candado el baúl. Fue en ese momento que me puse a pensar, y hasta donde yo recordaba ni uno de los dos habíamos puesto el candado al baúl.


Esa tarde mi hermana se burló de mí bastante por lo que me había sucedido, diciéndome que todo había sido mi imaginación y que solo quería llamar la atención de mis padres. A mi me molestó tanto que me dijera eso que pensé en asustarla.

Cuando ya era tarde noche, mis Padres habían salido a comprar la cena, mi hermana y yo nos quedamos solos en casa, cada quien en su cuarto, de reojo pude notar que ella había salido de su habitación así que la seguí en silencio.

Se metió al baño a lo que yo me apresuré para esconderme debajo de una mesa con mantel muy largo, mi intención era asustarla para que pasara un mal rato y tuviera su merecido por burlarse de mí, me quedé esperando a que saliera del baño, en unos minutos abrió la puerta, solo podía verle las piernas, a lo que comenzó a caminar hacia la habitación de mis padres de manera muy torpe, se tambaleaba de forma extraña, yo no le presté más atención a su caminar así que me acerqué a ella hasta estar a una distancia muy corta.

Ella podía voltear en cualquier momento y allí sería cuando yo la espantaría, pero no lo hizo, siguió caminando hasta al fondo de la habitación de mis padres, justo en la esquina del cuarto, donde se encontraba una cortina muy alta que cubría el clóset, ella abrió la cortina y se metió al clóset y en el momento en que se cerró la cortina y yo la abrí me di cuenta de que no había nadie allí.

En ese momento pude escuchar la risa de mi hermana que estaba en el otro cuarto hablando por celular, me di la vuelta lentamente y frente a mi allí estaba, un hombre alto de piel morena que solo traía puesto un pantaloncillo corto de mezclilla y la máscara de paja.

No me quitaba la mirada de encima, intenté correr hacia donde estaba mi hermana, pero no podía moverme, es más, mis ojos no podían dejar de mirar los ojos de aquel ser que estaba frente a mí.

Fue cuando empezó a decir una serie de palabras en un idioma que jamás había escuchado.

No entendía que era lo que estaba pasando que sin darme cuenta me desmayé en ese instante.Para cuando desperté aun estaba en el cuarto de mis Padres y escuchaba a mi hermana que seguía en el celular, no había pasado mucho desde que había perdido el conocimiento y aquel ser ya no se encontraba allí. Rápidamente corrí hacia la sala para tomar el teléfono y marcarle a mi primo para preguntarle si había cerrado el baúl.

Tuve que marcar varias veces pues nadie me contestaba hasta que por fin pude escuchar la voz de mi primo la cual se escuchaba muy agitada.

Le dije lo que me había pasado y que quería saber si mantuvo la mascara en el baúl. El me dijo que no se había podido volver a acercar al baúl en todo el día debido a que su Padrastro no salía de la habitación.

Pero eso no era todo, mi primo me había contestado la llamada desde su clóset, pues decía que aquel ser de la mascara de paja lo estaba persiguiendo y el estaba huyendo de él.

Le dije que de alguna manera teníamos que cerrar el baúl pues eso nos estaba siguiendo a ambos y si era necesario decirle a su padrastro lo tendríamos que hacer.

Mi Primo no dijo nada, de hecho, se mantuvo en silencio por varios segundos, pero fue allí que lo comprendí, el hombre de la máscara de paja estaba cerca de él y por eso no hablaba nada. Yo me quede en silencio escuchando por la bocina los pasos de este ser.

Y al cabo de varios minutos pude escuchar la respiración de mi primo nuevamente. Le pregunté si se encontraba con bien y me dijo que si, y que ya lo había decidido, aunque recibiera un regaño en ese momento le diría a su padrastro.

Colgué el teléfono de la casa, tome la decisión de irme con mi hermana a su cuarto, aunque ella no quisiera, no me retiraría de su lado por nada.Al fin de unos minutos mi tía llamó por teléfono preguntando por mis papás, mi hermana le comentó que aun no regresaban y tomó el recado de mi tía, en cuanto colgó me dijo que me había metido en problemas serios por agarrar las cosas del padrastro de mi primo.

Desde ese día no he vuelto a ver al hombre de la máscara de paja, entre mi primo y yo ya no asustamos a los demás, realmente nos pensamos mucho el hacerlo pues sabemos lo que se siente.

Años mas tarde, cuando ya teníamos casi los doce años, tuvimos el valor de preguntarle al padrastro de mi primo el origen de esa máscara.

Nos comentó que un hombre se la había regalado hace tiempo, pues en la romería la usaban para disfrazarse de diablo, pero que era importante que la ocultara por un tiempo pues tenía aun mucha energía negativa almacenada.

No se que hicimos mi primo y yo para liberar lo que estaba allí, pero puedo asegurarles algo, desde ese entonces ya preguntamos si podemos tomar las cosas antes de husmear por nuestra cuenta.
 
Autor: Lengua de brujo
Derechos Reservados.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Historias de Terror