El Vigilante De La Morgue-historia de terror 2022

historia de terror-el vigilante de la morgue (1)

El Vigilante De La Morgue-historia de terror 2022

El Vigilante de la Morgue, historia de terror.
Toda mi vida he trabajado en vigilancia, al igual que muchas personas durante el inicio de la pandemia de COVID me quedé sin empleo, debido a que la empresa de vigilancia en la que trabajaba tuvo que hacer recortes de personal ya que varias oficinas a las que se les prestaba ese servicio cerraron.

Fue un momento difícil, mi esposa que es ama de casa empezó a vender postres a los vecinos con la ayuda de mi hija menor y afortunadamente la mayor de mis hijas estaba trabajando desde la casa.

El caso es que estuve un par de meses sin empleo hasta que un compañero de la empresa en la que trabaja anteriormente me llamó para contarme que había un lugar en el que estaban solicitando vigilantes.

Era un instituto que se dedica a la medicina forense, no diré el nombre pero sé que en cada país hay una entidad encargada de eso, de realizar investigaciones y autopsias para casos en que la ley lo requiere, tal vez en otro momento de mi vida lo hubiese pensado con más detenimiento pero debido a la situación no dudé en presentarme para trabajar allí, había que llenar una solicitud en linea y luego asistir a la entrevista de trabajo, afortunadamente conseguí el empleo, al igual que mi compañero.


Las primeras semanas fueron más de reconocimiento del lugar, de saber como eran las dinámicas del trabajo, los turnos que rotaban una semana de noche y una semana de día, era una institución bastante grande, tenía varias oficinas y laboratorios, al principio el lugar me parecía algo extraño, sobre todo la zona en donde estaba la morgue o los depósitos de cadáveres como les llamaban allá.

No pasaron muchos días cuando los compañeros antiguos empezaron a hablar sobre las cosas extrañas que habían ocurrido en ese lugar, ya fuera que les hubiese pasado a ellos mismos o alguien más, contaban que a veces se veían fantasmas, como personas perdidas por los pasillos que llevaban a la morgue, o a veces se escuchaban lamentos, sobre todo durante los turnos nocturnos, la verdad es que yo nunca he sido muy supersticioso, aunque tengo respeto con el más allá, creo que es con los vivos con quienes hay que tener más cuidado, incluso hoy sigo pensando así, a pesar de lo que yo mismo viví en la morgue.

En uno de mis primeros turnos de noche mientras hacía la ronda pasé junto al laboratorio de criminalística, estaba cerrado pero desde afuera podía ver a través de los grandes ventanales y de todos modos todo el lugar tiene un circuito cerrado de video, justo cuando terminé de pasar me pareció escuchar unos pasos, regresé para ver con detenimiento pero no había nadie, continué mi camino sin prestar mucha atención a lo que había ocurrido, entonces escuché que uno de mis compañeros me llamaba por el radio para que fuera hasta el puesto de vigilancia, parecía un poco alterado así que pregunté si había algún problema, a lo que él me respondió que no pero que debía mostrarme algo.

Cuando llegué noté que mi compañero se veía preocupado, me pidió que me sentara pues quería enseñarme algo que había quedado grabado en las cámaras, miré el monitor y me vi a mi mismo caminando junto al laboratorio.

De repente aparecía una pequeña interferencia que no permitía ver el video por un par de segundos y luego se veía el momento en el que yo había creído escuchar algo, me quedé viendo a mi compañero sin entender cual era el problema de la grabación.

Él se quedó como paralizado por unos instantes, hasta que me dijo que estaba seguro de haber visto una especia de sombra detrás de mi cuando había pasado por el laboratorio, estaba seguro de que yo la había sentido pues justo después de que la sombra pasó fue cuando me devolví a revisar por segunda vez el lugar.

Le dije que me había devuelto a revisar porque creí haber escuchado unos pasos, pero no había visto a nadie allí, además en el video no había nada extraño a parte de la interferencia, en ese momento llegó nuestro otro compañero, pues la empresa siempre mantenía tres vigilantes para cada turno, nosotros le contamos lo que había sucedido y él que ya llevaba casi un año en aquel empleo nos dijo que ese tipo de cosas pasaban a menudo en ese lugar, se escuchaban ruidos extraños e incluso había quienes aseguraban haber visto a los muertos de la morgue moviéndose y caminando por los pasillos, pero nunca había pasado algo realmente grave.

Pasó el tiempo y cuando llevaba más o menos un mes trabajando ahí la menor de mis hijas cumplió quince años, debido a la pandemia decidimos que lo mejor era posponer la fiesta pero sin embargo hicimos una pequeña reunión con la familia más cerca, un sábado por la noche, esa semana yo había tenido el turno de día pero el domingo debía iniciar con el turno de la noche, pensé que tendría suficiente tiempo para descansar, pero la verdad es que no fue así, sin embargo yo tenía ya muchos años de experiencia en el trabajo y sabía como lidiar con el cansancio, además no era algo que acostumbraba a hacer.

Esa noche entre a trabajar como de costumbre, cuando llegó el momento de hacer la ronda, mis dos compañeros se fueron y yo me quedé viendo las cámaras de seguridad, empecé a sentir mucho cansancio, por suerte teníamos café en el lugar de trabajo, tomé una taza e hice un esfuerzo para continuar despierto.

En ese momento me arrepentí de no haber ido yo mismo a hacer la ronda de la media noche, continué observando las cámaras, todo parecía muy tranquilo, de repente los parpados empezaron a pesarme, los ojos se me cerraban, no pude evitar quedarme dormido, sentí que no habían pasado más de unos minutos cuando abrí los ojos sobresaltado.

Todo estaba oscuro, no lograba ver nada, tomé la linterna que tenía en el chaleco y la encendí, intenté ver a mi alrededor, me sentía desubicado, noté que estaba haciendo mucho frío, más frío del que hacía en la calle, entonces fue cuando me di cuenta en donde estaba.

Vi los refrigeradores y las mesa metálica en donde los forenses hacían los procedimientos, estaba dentro de la morgue pero no tenía la menor idea de cómo era que había terminado dentro de ese lugar, pude ver que sobre una de las mesas había un cuerpo cubierto por un plástico, sentí un escalofrío, el lugar tenía un olor muy fuerte como a químicos.

Historia De Terror-El Vigilante De La Morgue

Historia de terror-El vigilante de la morgue

Como pude me acerque a la puerta para salir de allí, pero estaba cerrada, intenté mantener la calma, incluso llegue a pensar que tal vez mis compañeros estaban jugándome una broma, pero no los creía capaces de eso, entonces escuché un ruido que provenía del otro lado de la sala, alumbré hacía ese lugar que era en donde estaba la mesa metálica.

Entonces vi el mismo cuerpo cubierto por el plástico pero estaba sentado y un segundo después calló acostado nuevamente sobre la mesa, me sobresalté, intenté buscar el interruptor de la luz hasta que logré encenderla, todo parecía normal, el cuerpo estaba sobre la mesa y no parecía haberse movido, intenté nuevamente girar la perilla de la puerta para salir de ese lugar, pero parecía estar trancada, sentía que el frío podía atravesar mis huesos.

Estaba desesperado por salir de ahí, agarré mi radio y empecé a llamar a mis compañeros, uno me contestó pero la señal se entre cortaba, intenté decirle que estaba atrapado dentro de la morgue y al principio no supe si había logrado entenderme, tuve que esperar un rato más hasta que escuché unos pasos acercarse del otro lado de la puerta, era uno de mis compañeros que de alguna manera no tuvo ningún inconveniente en abrir la puerta.

Me preguntó porqué estaba ahí y me dijo que hacia solo un par de minutos me había visto en el puesto de vigilancia, no tuve más remedio que contarle la verdad, que el cansancio me había vencido, que por unos instantes me dormí y me había despertado adentro de la morgue y aunque al principio lo dudé terminé contándole que creía haber visto a uno de los muertos moverse.

Noté que estaba un poco asustado, me dijo que mientras el terminaba la ronda en ese piso yo fuera a ver los monitores del circuito cerrado de vigilancia, después de todo no era recomendable dejarlos solo tanto tiempo, dijo que lo esperara para que viéramos los videos de las cámaras y así sabríamos bien que había pasado.

Esperé a mi compañero para ver la grabación, en ella se veía el momento en que yo me había quedado solo y empezaba a ganarme el sueño, pero entonces algo extraño ocurría, parecía que me había dormido y de repente mi cuerpo se sacudía por instantes, entonces me levantaba de la silla y miraba hacia el corredor que llevaba a la morgue, empezaba a caminar y me detenía, era como si estuviese hablando con alguien, pero no había nadie allí, continuaba caminando pero de una forma extraña, arrastrando los pies y con la cabeza viendo hacia el suelo, seguía caminando hasta entrar en la morgue y unos momentos después aparecía mi compañero.

Fue muy extraño porque yo no recordaba nada de lo que estábamos viendo en la grabación y era evidente que se me veía actuando de forma rara, mi compañero llevaba mucho más tiempo trabajando en aquel lugar, me dijo que allí pasaban cosas extrañas de vez en cuando, lo mejor era que olvidáramos lo que había ocurrido y a partir de ese día debíamos tener más cuidado durante los turnos nocturnos.

En los días siguientes estuve más alerta que nunca, sentía que en cualquier momento podía volver a ocurrir algún evento extraño, incluso cuando estaba en mi casa, a veces cuando estaba en el trabajo y caminaba por los pasillos que conducían a la morgue, me parecía escuchar ruidos de sillas que se arrastraban, no puedo decir que terminé acostumbrándome a esto pero con el tiempo se volvió parte de mi rutina de trabajo.

Autor: Luna

Derechos Reservados.

Share this post

Comments (2)

  • Thefurious4gy Reply

    Buena historia carnal

    20 agosto, 2022 at 2:00 am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Historias de Terror