Lectura De Sal Historia De Terror

lectura-de-sal-historia-de-terror

Lectura De Sal Historia De Terror

Lectura De Sal, Historia De Terror… Hace unos años, yo trabajaba como conductor de Uber y formaba parte de un grupo de conductores que podríamos llamar nuestro gremio.

Al igual que los conductores de Didi, nos conocíamos entre nosotros y manteníamos una comunicación constante.

Esto era especialmente importante debido a las preocupaciones de seguridad que teníamos, como el riesgo de sufrir asaltos mientras trabajábamos.

Durante mi tiempo como conductor de Uber, tenía un compañero del que todos hablaban.

Decían que era un brujo, alguien que tenía habilidades sobrenaturales y era capaz de hacer cosas que la mayoría de las personas no podían.

Al principio, no estaba seguro de si creer en todo eso.

Un día que los viajes estaban un poco flojos nos pusimos de acuerdo junto con otros 2 compañeros para irnos a comer a un restaurante.

Mientras estábamos comiendo le pregunté al compañero acerca de los rumores que circulaban acerca de él era un brujo, o si eran simplemente habladurías de la gente.

Para mi sorpresa me respondió que sí era un brujo y que tenía muchas habilidades sobrenaturales, como la capacidad de leer el futuro a través de la sal.

Yo jamás había escuchado algo como eso, sabía de gente que leía, las cartas, la mano, y hasta el café, pero era la primera vez que alguien me decía que podía leer la sal.

Le pregunté cómo funcionaba eso de leer el futuro utilizando la sal, él me explicó que se trataba de una práctica adivinatoria que consistía en interpretar los patrones y las formas en que quedaba la sal.

Me dio varios ejemplos.

Si la forma macro de la sal se asemejaba a un corazón podía tener 2 interpretaciones, ya fuera algo amoroso o algo de la salud, y para diferenciar se debía revisar la cantidad de sal que quedaba en la mano de la persona a la que se le realizaba la lectura.

También se interpretaba la no presencia de la sal, es decir, si la forma macro de la sal no tenía forma de nada se tenía que revisar los huecos que habían quedado dentro de la forma.

Esos huecos podían simular líneas, anillos, círculos, triángulos, cruces, letras y números.

Cuando lo que se tenía que interpretar era la no presencia de sal la lectura solía arrojar un resultado más complejo.

Los 3 que estábamos ahí le pedimos que nos hiciera una lectura y aceptó.

Él pidió un salero a la mesera, nos dijo que debíamos ponernos una buena cantidad de sal en la mano y luego dejarla caer sobre la mesa.

Al primero le dijo que se estaba desviando un poco del camino que él mismo se había marcado para alcanzar un objetivo que tanto deseaba.

Al otro le dijo que pronto se vería en la necesidad de tomar una importante decisión en la que tendría que elegir entre verse afecto él o afectar a alguien cercano.

A mí me dijo que alguien iba a tratar de asaltarme esa misma semana, era miércoles así que todavía quedaban unos días.

Yo tenía la duda de cómo sabría si alguien intentaría asaltarme.

Él me respondió que si yo atendía a la advertencia me iban a asaltar, no es que el asalto fuera a fallar, sino que yo tenía que actuar para evitar el asalto.

Eso ya era más específico, suficiente para dejarme con la intriga.

El sábado a la media noche llegué a mi casa después de un largo día de muchos viajes, había sido una jornada excelente, traía más de 4 mil pesos en efectivo, de los cuales como 3 mil eran míos y el resto de la aplicación.

Mi pareja ya me tenía preparado un buen capuchino y un pastel de queso para cenar.

Apenas me estaba sentando en la sala cuando tocaron la puerta, ella fue a abrir, era un matrimonio, dijeron que eran nuevos ahí en la cuadra y que uno de los vecinos les había dicho que yo trabajaba en uber, ellos querían que yo los llevar a una dirección.

Al principio me negué, les dije que ya había terminado mi día, insistieron alegando que de verdad les urgía, pero yo mantuve mi postura y me negué, pero mi pareja me pidió que los llevara.

Les pregunté la dirección, quedaba a unos 7 kilómetros, les dije que les cobraría 400 pesos debido a la hora y a que tendría que interrumpir la cena, mi intención era que dijeran no aceptaran, pero sacaron los 400 pesos y me los dieron.

Agarré las llaves y nos fuimos.

Faltaba poco para llegar cuando la mujer sacó una pistola y me ordenó que me detuviera, para no hacer esto largo, se llevaron el carro y me dejaron en una calle oscura.

No me quitaron la cartera ni el celular, solo se llevaron el auto.

Yo estaba que me llevaba el Diablo, por el coraje estaba bloqueado y no sabía qué hacer, cuando reaccioné y quise marcar a la policía se me acercó un tipo y me pidió el celular y la cartera, yo me reí molesto y le comenté que unos idiotas me acababan de robar el auto, que en verdad no estaba de humor para sus tonterías, le pedí que se dejara de estupideces y que mejor se largara.

No sé si el tipo estaba drogado o ebrio, pero por su forma de hablar sabía que no estaba en sus 5 sentidos, cuando se me acercó con toda la intención de quitarme mis cosas exploté.

Estaba tan enojado por lo del auto que no dejé de golpearlo hasta que ya no se movió, siendo honesto no sentí pena por el desgraciado y tampoco me arrepiento.

Después de terminar con ese sujeto me fui de ahí, caminé hasta encontrar un taxi y me fui a mi casa.

Sí puse la denuncia pero por supuesto que fue inútil porque los policías no sirven para nada y para lo único que son buenos es para extorsionar a la gente.

Dejé ese trabajo después del incidente, había tenido la suerte de que los desgraciados que me quitaron el vehículo no me hicieron nada, pero fácilmente pudieron haber jalado del gatillo y hasta ahí quedaba.

No me enojé con mi pareja, ella no tuvo la culpa.

Tuve que arreglar lo del vehículo con la aseguradora, fue muy tardado pero por lo menos pude obtener otro vehículo, de un año anterior y un modelo de gama baja, pero pude obtener un carro.

El incidente que me sucedió le dio mucha fama al compañero brujo, porque sus palabras se habían cumplido al pie de la letra, me asaltaron, en la semana que él me dijo que ocurriría.

En el nuevo trabajo que conseguí no ganaba ni la mitad de lo que ganaba en uber, fueron tiempos difíciles y eso solo me fue llenando de rencor.

Una noche le comenté a mi pareja que iba a ir a buscar a aquel compañero para hacerle una consulta y una petición, ella me acompañó.

Mi ex compañero me recibió en su casa, hablamos unos minutos y luego le pregunté si podía utilizar la sal o algún otro método para ayudarme a encontrar al matrimonio que me había quitado mi vehículo.

Él, muy serio, me preguntó qué iba a hacer si los encontraba, le respondí que nada más justicia, solo eso.

Me comentó que como tal una lectura de sal no servía para encontrar personas, pero sí había una manera de que la sal me diera una pista.

Lo que iba a hacer era, a través de la sal, buscar en mi línea de sucesos en qué momento y lugar yo podría coincidir con esas personas, con esa información ya solamente tendría que buscarlos para no perder la oportunidad.

Me hizo la lectura y me dijo que después de la boda de un amigo yo viajaría a otra ciudad a un evento, las personas a las que estaba buscando estarían en ese mismo evento.

Pasaron 2 años, se casó un amigo al que tenía mucho tiempo que no veía pero me invitó a su boda, habíamos sido muy buenos amigos durante la secundaria, jugábamos baseball.

Después de su boda nos volvimos unidos otra vez, él era el entrenador de un equipo infantil de baseball, a los 3 meses de su boda me invitó a acompañarlo a Monterrey, su equipo iría a jugar un partido importante.

Acepté, sabía que ahí me encontraría a los que me habían robado mi auto, mi pareja me acompañó.

Estuvimos muy alertas durante todo el partido pero no los vimos, eso me desanimó un poco, el equipo de mi amigo ganó el partido y todos, niños y papás irían a celebrar, incluyendo a nosotros, mi amigo y su esposa.

Antes de irnos mi pareja fue al baño, se tardó demasiado, cuando salió y regresó conmigo, ya listos para irnos, vi que estaba desarreglada y tenía sangre en las uñas, yo le pregunté que le había pasado, me dijo que cuando entró al baño se encontró con la mujer que me había puesto la pistola en la cabeza, ella se acordaba de la mujer porque su voz era peculiar, un poco ronca para ser de mujer.

Ella no se acordaba de mi pareja, por eso no se esperó que mi pareja le arañara la cara hasta sangrarla.

Yo no podía creerlo, mi amigo y su esposa también estaban sorprendidos, a ellos ya les habíamos platicado del incidente.

En eso vemos que la tipa, con la cara toda cubierta de sangre viene hacia nosotros, y al lado suyo viene su esposo.

Lectura De Sal Historia De Terror

lectura-de-sal-historia-de-terror
lectura-de-sal-historia-de-terror

Mi amigo me preguntó si ese era el sujeto, yo solo le di mi celular y le dije que me lo cuidara.

Corrí contra el tipo y lo tumbé al suelo, no le di tiempo de reaccionar, tenía ganas de matarlo, pero estábamos en un lugar público.

Ya que lo tenía en el suelo lo que hice fue patearlo en la entrepierna con todas las fuerzas que tenía, de la patada hasta se me rompió un dedo, así de fuerte.

El tipejo quedó inconsciente del dolor, su esposa estaba muy alterada y gritando, algunos de los que vieron se acercaron como para amedrentarme pero les dije que esos 2 me habían apuntado con un arma para quitarme mi auto.

La mujer se quedó muda y dejó de gritar, antes de irme le advertí que si me los llegaba a encontrar en un lugar sin tanta gente los iba a matar a los 2.

Mi vida no mejoró después de haberme desquitado, pero al menos me sentí liberado luego de que ese matrimonio recibieran su merecido.

Autor: Desconocido

Derechos Reservados

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Historias de Terror
error: Content is protected !!