Historia De Terror-Deep Web 2022

historia de terror-deep web (1)

Historia De Terror-Deep Web 2022

Historia de terror, Dip web… Soy de la Ciudad de México, tengo una carrera en informática.
En la universidad conocí a Laura, ella era muy persuasiva, siempre obtenía lo que quería.

no sé malentienda, era buena en las materias, muy inteligente, pero cuando tenía algún problema, no batallaba mucho para que alguien lo solucionara por ella.

Yo simplemente era su amigo. sí, tuve la suerte de poder ayudarla en un par de problemas, pero eso jamás arruinó nuestra amistad.

Cuando salíamos a comer, ella siempre hablaba de lo mismo. la Deep Web.
Estaba obsesionada con eso, hasta cuando veía el menú del restaurante encontraba la forma de enlazar algún platillo con algo que vio dentro de la Deep Web.

Ella afirmaba que no había necesidad de estudiar para los exámenes, que bastaba con saber maso menos que vendría. luego buscar esa información en algún foro y con eso sería más que suficiente.

La verdad al principio yo no le creía nada, pero con el avanzar de la carrera, ella cada vez terminaba los exámenes más rápido, sus respuestas siempre eran diferentes a las del resto de nosotros, pero aun así las respuestas eran correctas.

Es más, recuerdo que en una ocasión ella se peleó con un profesor porque le puso mal algunas respuestas, el maestro aseguraba que la información que Laura había puesto era incorrecta, pero ella estaba firme.
El profesor tuvo que solicitar apoyo de otro maestro, y luego de analizar entre los dos se decidió que, en efecto, el examen de Laura estaba perfecto.

Finalmente, la Universidad terminó, y con el pasar de los meses fui perdiendo contacto con Laura.

La reencontré un par de años después, en una fiesta, a ella se le pasaron las copas, así que la llevé a casa de sus padres.

Al llamar a la puerta me abrió su mamá, entre ambos la llevamos hasta su habitación. Cuando entré me quedé impactado, tenía pizarrones por todas las paredes, todo lleno de imágenes, hojas impresas, rayones y sinsentido.

Luego de colocarla en la cama me acerqué a una de las paredes donde tenía escritas dos palabras. “Red Room”.

Su madre me invitó un café y un pedazo de pay. se acordaba de mí. me agradeció mucho que hubiera regresado a su hija, luego se puso a llorar, yo no entendía nada.

me dijo que el padre de Laura había fallecido hace un año, y que desde entonces ella salía cada fin de semana. y siempre regresaba hasta el día siguiente, caminando.

Dijo que ella vivía mortificada, pensando que en cualquier momento ella podría irse con un hombre que la secuestrara, o algo peor.

No supe qué decirle, así que, intentando cambiar de tema, y preocupado por la clara obsesión que tenía Laura en todo lo relacionado a la Dip Web, le pregunté sobre todo el desastre que había en el cuarto de su hija.

La señora claramente no tenía idea de muchas cosas relacionadas con el mundo del internet, pero en esencia me explicó que Laura había conocido a una amiga en un foro, la amiga resultó ser también de la Ciudad de México, así que quedaron de verse.

Dijo que el comportamiento de Laura comenzó a cambiar, que todo el tiempo decía cosas extrañas, hablaba de sectas, de secuestros y decía que ella y su amiga estaban investigando el tema.

Laura le decía que había un grupo de personas que se hacían llamar El Club de Los Nahuales, y que ellos estaban detrás de la desaparición de muchas mujeres.

Un día, mientras veían las noticias, se enteró de que su amiga había sido secuestrada, que había testigos que afirmaban haber visto como mientras caminaba, una camioneta se detuvo cerca de ella, bajaron un par de personas y la subieron.

Historia De Terror-Deep Web

Historia de terror-Deep web

Pasaron menos de dos meses cuando murió el padre de Laura, y poco tiempo después Laura tuvo un ataque de ansiedad, resulta que ella afirmaba que había visto un video donde estaba su amiga, donde la mataban, y que el Club de los Nahuales era el responsable.

Todo aquello que me contaba la señora era demasiado para mí.

le dejé mi número y le dije que me llamara en caso de que necesitara ayuda.
Diez días después reciví una llamada, era la madre de Laura, ella tenía dos días que no regresaba a casa.

Yo sabía lo que eso significaba. fuimos a la policía, se hizo la investigación, pero no hubo ningún resultado, no había rastro de ella, no se sabía dónde había estado ni con quién.

literalmente era como si se la hubiera tragado la Tierra.
No quise clavarme demasiado en ese asunto, así que simplemente lo dejé por la paz, además acababan de contratarme en mi nuevo trabajo, así que mejor me enfoqué en lo mío.

Durante los últimos 10 años he trabajado en la misma empresa de seguridad cibernética. nosotros brindamos servicios a múltiples compañías de todo el mundo, esto es fácil porque todo se hace de forma remota.

Funciona de la siguiente manera, un representante de la empresa va hasta las instalaciones del cliente, instala un programa que permite el enlace de sus sistemas con nuestras computadoras, y de esta forma nosotros podemos atender cualquier cosa que necesiten.

Por día, más o menos me toca atender a unos 6 o 9 clientes.
Las situaciones que trabajamos, van desde una falla en un programa, problemas con la comunicación entre la PC y la red local, y ya en casos extremos estamos hablando de secuestro de información confidencial.
Uno de nuestros clientes es un banco muy importante a nivel nacional.

Trabajar en esto siempre te tienta a adentrarte en la Dip Web, hay una línea muy delgada entre seguir los protocolos y obtener resultados de forma muy rápida.

Pero cada que me veía tentado a hacerlo, recordaba a Laura, su obsesión, la forma en como ella y su amiga habían terminado.

El Club de los Nahuales, y yo sabía, muy en el fondo, que todo eso estaba relacionado de cierta forma con la Red Room, que en ese entonces apenas y se tenía noción de lo que pudieran ser.

Yo seguí con mi trabajo y en una ocasión nuestro cliente El Banco fue víctima de un ataque por parte de un buen hacker.

Hay demasiados tecnicismos, así que trataré de explicarlo de la forma más sencilla posible.

El hacker encontró una puerta trasera para colarse al sistema que almacena las combinaciones cambiantes de cada caja fuerte, de todas las sucursales.

No es la cosa más complicada del mundo, ya se había hecho antes en varias ocasiones, pero en las veces anteriores al momento que entraban se activaba el mecanismo de defensa, ese mecanismo lo que hace es inhibir todas las combinaciones para que sea imposible abrirlas, ya que sin importar cuál combinación se utilice, todas serán incorrectas.

Lo que ocurrió con este hacker, fue que logró entrar sin activar el mecanismo de defensa, así que tuvo acceso a todas las combinaciones de cada caja fuerte, y en menos de 3 minutos, orquestó el robo de varias sucursales.

El hacker ya tenía criminales esperando su señal para realizar los atracos. pasando los 3 minutos, las contraseñas cambiaron y el hacker salió por la puerta trasera sin dejar prácticamente ningún rastro de que había estado ahí.

Debido a mi desempeño me asignaron el caso, me prometieron un aumento de sueldo y un buen bono por parte del banco, así que empecé a trabajar.

Mis conocimientos no eran suficientes para rastrear a este tipo, así que me puse a buscar otros métodos, la forma más efectiva de obtener conocimiento era evidentemente, en foros de la Dip Web.

No quería hacerlo, me daba pánico pensar que podría llegar a toparme con algo que me causara obsesionarme con el tema, y eso me llevara a involucrarme de más y correr el riesgo de terminar como Laura.

Y lo cierto es que no necesitaba ni el aumento ni el bono, no tenía pareja ni hijos, con mi sueldo me bastaba para pagar la renta, y vivir cómodamente, pero mi ambición fue más grande que mi sentido común.

así que entré.
Estuve investigando hasta altas horas de la noche, en la oficina ya solo quedaban 2 personas aparte de mi, el de limpieza y un guardia.

Ya había tomado tanto café que toda la oficina había quedado impregnada del olor, y también de cigarro.

la única luz era la que emitían los monitores de mi láptóp. mi escritorio estaba hecho un desastre, entre vasos desechables y envolturas, mi mouse casi no tenía espacio para moverse.

Establecí conversación con un usuario, por supuesto que yo había tomado todas las precauciones para permanecer lo más anónimo posible.

Este tipo, Tob, parecía confiable, dijo trabajar para Facebook, él sólo buscaba obtener un dinero extra vendiendo información que claramente no debía revelar.

Creo que está de más aclarar que nuestra conversación fue en inglés.

Le sugerí que intercambiáramos una fotografía, sin mostrar rostros claramente.

Le pedí una foto donde yo pudiera confirmar que él trabajaba en Facebook y yo le enviaría una foto que le sirviera para saber que yo no trabajaba para la policía o cosas como esas.

Él me envió la foto del interior de las oficinas de Facebook, y yo le mandé la foto de mi contrato laboral.

Para establecer un poco más de seguridad, por parte de ambos, primero hicimos una transacción pequeña, le pagué algunos Satoshis para que me diera el control de los perfiles de ciertas personas.

Al recibir la plata me proporcionó unos códigos de uso temporal, uno por cada perfil.
Funcionó, entonces ya conté con detalle lo que estaba buscando, me dijo que podría enviarme algunos videos explicándome con lujo de detalle lo que yo necesitaba saber.

Claro que cada video costaría bastante más que solo algunos Satoshis. ya por todos los videos serían unos cuantos BitCoins. esto ocurrió hace ya un tiempo, cuando el Bitcoin no costaba lo que cuesta hoy.

Desconfíe, al principio, obvio, así que primero solo le hice una transferencia por lo equivalente a un solo video, resultó ser legítimo, justo lo que le había pedido, así que le pagué el resto del dinero.

Sí. recibí todos los videos, ambos acordamos borrar nuestra conversación.

Luego decidí ir a casa y continuar al día siguiente.
Temprano por la mañana volví al trabajo y me puse a ver los videos.

Eran bastante extensos y, una vez más, tuve que quedarme hasta muy tarde. finalmente llegué a un video que no podía reproducir de forma directa, analicé el archivo y resulta que el video se encontraba en la nube, y al momento de verlo una vez, no volvería a tener acceso al archivo.

Eso me pareció extremadamente curioso, lo omití, y quise abrir el siguiente, pero era el mismo caso, los 5 videos restantes eran iguales.

Fui por un café antes de tomar la decisión de abrir los videos o no, de paso me fumé un cigarro en el pasillo.
Volví a la oficina y abrí el primer video.

Parecía ser un material muy casero, había unas chicas, hermanos gemelos, de entre 13 y 15 años, estaban dentro de una habitación cuyas paredes eran blancas, las escenas eran mundanas, ellas riendo y haciendo cualquier cosa.

la persona que grababa estaba apuntando la cámara a todos lados, en ese momento lo primero que pensé, fue que Tob me había mandado por equivocación un video de su familia.

Seguí mirando, solo por curiosidad, ya para el final del video, vi que una de las chicas abrió la puerta del cuarto y entró un perro gigantesco, de ojos rojizos y en verdad profundos, tenían un brillo extraño que viajaba desde la puerta hasta la cámara.

Sin embargo, no era particularmente feo, pero tenía un aire desagradable, se veía peligroso.
El animal traía puesto un collar que tenía grabadas unas iniciales. C, N.

La chica regresó con su hermana y ambas se sentaron en el centro de la habitación.

El perro las olfateó, y luego se fue a recostar a una esquina del cuarto.
La grabación duró un minuto más.

Esos 60 segundos fueron sumamente incómodos, se podía notar que las chicas estaban aterrorizadas, y el perro de los ojos rojos las miraba fijamente.

Creí que en cualquier momento el animal las iba a atacar, pero no ocurrió nada, y el video simplemente terminó.

Me quedó un mal sabor de boca al terminar de ver el intrigante video, tenía un tono estremecedor para tratarse de un simple video casero grabado de forma random.

Alguna historia fuera de lo común debía estar detrás del origen del video, supuse que si miraba el segundo, quizá obtendría respuestas.

Pero también me pasó por la cabeza que quizá, y solo quizá si seguía mirando podría encontrarme, no solo con algo que definitivamente no quería ver, sino que podría tratarse de material que no debía ver para no meterme en problemas.

Fue ahí que comprendí a Laura, su obsesión, el video que acababa de ver era tan extraño que había generado en mí la necesidad de seguir investigando, y en este caso, la única manera de seguir investigando era ver el resto de los videos.

Así que reproduje el segundo.

En el podían verse de nuevo a aquellas chicas, ahora el enorme perro estaba en otra esquina del cuarto, una vez más viendo directamente a las chicas, lo cual, insisto, era un poco perturbador.

sin embargo, a pesar de mis expectativas nada ocurría.
En cierto momento una de las chicas salió de la habitación, dejando a su hermana a solas con el perro.

el animal la miraba de manera intensa, la chica miraba hacia el frente, estaba viendo al que estaba grabando, y movía la cabeza, como si estuviera diciendo que no.

la persona que estaba grabando, algo le estaba diciendo, pero el video no tenía sonido, así que yo no tenía idea de qué era exactamente lo que estaba pasando.

De pronto, para mi total desconcierto, el perro se paró en dos patas, quedó completamente recto, como si fuera una persona, quedando de una altura ligeramente superior a la chica.

El video terminó en ese momento.

Yo me quedé impactado, eso no era posible.

Mis nervios se dispararon, me fumé media cajetilla de cigarros en menos de 10 minutos, yo no veía películas de terror, precisamente por mi nerviosismo, así que ver que un perro se levanta como si fuera una persona, sumado a todo el incómodo contexto de la situación, no era bueno para mí.

En ese momento debí haber dejado el asunto de lado, o al menos debí haberme comunicado con Tob para decirle que me había enviado videos equivocados.

pero es que había algo en esos videos que me hacían querer terminar de verlos.

Así que me recosté un momento sobre el escritorio, miré el cielo falso del techo de la oficina, no estaba pensando en nada, simplemente mi cabeza le daba formas a las manchas aleatorias de la humedad en el plafón.

Me mantuve así, quieto, por varios minutos, hasta que recibí un mensaje en mi celular.

bajé del escritorio y leí el mensaje.

Por estar metido en eso de los videos me había olvidado por completo que había quedado de ir con un amigo a tomar unos tragos.

No le respondí.

Con teléfono en mano consideré tomar evidencia del siguiente video que iba a abrir, pero entonces me puse a pensar que, si por alguna razón me acusaban de algo, tener esa evidencia en el celular podría incriminarme, así que mejor no lo hice.

Entonces reproduje el tercer video.
Todo parecía normal, era el mismo encuadre de la vez pasada, la puerta abierta de fondo, las chicas haciendo cualquier cosa, pero esta vez no se veía el gigantesco perro por ningún lado.

yo sentía que una de las hermanas se veía cansada, menos sonriente, incluso sus ojos se veían un tanto decaídos, como si llevara bastantes horas sin dormir.

Una de las hermanas se puso a peinar a la otra, ese video era bastante más largo que los anteriores, pero sin muchos eventos, dejé de prestarle atención a las acciones de las chicas, y me puse a buscar en cada centímetro de la imagen, con tal de encontrar algo raro.

En la esquina de la puerta noté que algo se movía, en mi pantalla eran solo unos píxeles, pero yo estaba seguro de que se trataba del perro, erguido de una forma completamente antinatural para un canino.

De pronto esa cosa entró corriendo mientras se retorcía de una forma bastante grotesca.

Estando cerca de las hermanas, abrió sus fauces y el video terminó.

Mis latidos estaban disparados hasta el límite, empecé a hiperventilar, creí que me iba a dar un infarto porque no me podía tranquilizar, me había llevado el susto más grande de mi vida, y una impresión que es imposible describir con palabras.

Por mi mente volaban horribles y escabrosas imágenes, que mi cerebro estaba creando con tal de completar la secuencia que debió haber ocurrido justo cuando el video se cortó.

Empecé a ver un poco borroso, sonidos de huesos rompiéndose y gritos desgarradores estaban inundando mis oídos, como si de verdad yo hubiera escuchado algo.

Aunque no era así, porque como dije, ninguno de los videos tenía sonido, y para ese momento creo que así estaba mejor.

No tengo idea de cuánto tiempo pasó, supongo que fueron unos segundos, pero para mí fue una eternidad.

finalmente empecé a tranquilizarme.

Era momento de parar, tenía que detenerme, una parte de mí me lo estaba gritando, pero en mi cabeza, muy en lo profundo y de forma bastante sutil, podía escuchar un leve susurro que me incitaba a ver el siguiente video.
Le hice caso al susurro.

Con una mano me cubrí el rostro, fingiendo que no quería ver.
En el siguiente video ya solo estaba una de las hermanas, estaba sentada en una silla, con un rostro muy alarmante, como si acabara de ver al mismísimo Diablo.

Entonces la otra hermana entró al cuarto aventando la puerta, estaba alterada y muy desesperada, algo traía en la mano, no se alcanzaba a distinguir qué era.

Intentó acercarse a la cámara, pero la persona que estaba grabando le indicó con una de sus manos que se detuviera.

se podía ver claramente la mano de esa persona, que por cierto era una mano horrible, muy sucia, con las uñas completamente negras.

Entonces afuera del cuarto se asomaron unos ojos, ambas hermanas voltearon, algo escucharon porque las dos dieron un pequeño brinco.

La criatura entró al cuarto, caminó muy despacio, moviéndose de una forma muy incómoda de ver, la imagen se fue desvaneciendo en negro mientras esa cosa se acercaba a las hermanas.

Fueron apenas unos segundos los que la cosa esa estuvo en cámara, pero fue suficiente para notar algunas cosas, la más importante es que esa cosa no se parecía a una persona, sino que era una persona, pero por alguna razón estaba completamente cubierto de un largo bello negro, pero muchísimo pelo, literalmente como si fuera un perro.

Tenía pelo hasta en la cara.
Otra cosa es que los ojos de esta persona eran exactamente los mismos que los del perro gigante.
Ahí comencé a considerar que quizá yo no estaba viendo los videos en el orden correcto, porque en el tercer video el perro quedó con su hocico abierto, prácticamente a centímetros de las caras de las chicas. sería muy raro que al final no les hiciera nada.

Por un momento me dije a mí mismo que seguramente el perro y la persona extraña no estaban realmente relacionados, que mi mente era la que había llenado los huecos de la historia, pero entonces recordé que apenas unos minutos atrás, mientras veía el segundo video, pude apreciar cómo el perro pasaba de estar en 4 patas, en la posición normal de un canino, a estar parado literalmente como un ser humano. Eso no había sido mi imaginación.
Yo estaba seguro de lo que había visto.

Cerré la láptóp, me tallé los ojos, miré la hora en mi celular, pasaban de las 2 de la mañana, el tiempo se me había ido volando, no tenía sentido, no me pareció que los videos duraran tanto, o quizá yo estaba tan metido en el asunto que sentí que todo ocurrió demasiado rápido.

Un último video, era todo, no podía irme a mi casa y quedarme con la incógnita, tenía que terminar, tenía que saber la conclusión.

Así que abrí la láptop y reproduje el último video.
Ese video era diferente a los demás. eran como varias escenas entre cortadas que se superponían unas con otras, rompiendo la congruencia y haciendo imposible saber qué ocurría primero y qué ocurría después, porque todo estaba ocurriendo al mismo tiempo.

Era la misma habitación, pero entre cortes se mostraba sangre en las paredes, y la luz que iluminaba el cuarto alternaba entre luz normal y luz de color rojo.

En algunas tomas, estaba el perro observando desde una esquina, y en otras tomas, el misterioso hombre, solo asomaba una de sus manos y su cara, desde detrás de la puerta.

Había tomas en las que estaban las dos hermanas, otras en las que solo estaba una.

De pronto, se interrumpió aquella frenética secuencia, y se quedó fija la imagen de la habitación llena de sangre.

La cámara estaba en el suelo, y desde detrás, salió caminando una persona que estaba arrastrando con ambas manos una bolsa negra que tenía algo adentro, y se notaba bastante pesada.

Antes de salir de la habitación, la persona volteó para mirar hacia la cámara.

Tenía sobrepuesta la cara de una de las hermanas.
Así el video terminó.

Yo me quedé en blanco, totalmente traumatizado, creo que es evidente lo que ocurrió.
No pude dormir por varios días, hasta tuve que ir al médico para que me diera algo que me permitiera dormir.
Todo el asunto de los videos afectó mi trabajo.

Sí pude dar con el hacker que había puesto en aprietos al banco, pero tardé el doble de tiempo de lo que debí haber tardado.

En retrospectiva y recordando todo esto, luego de que han pasado tantos años, creo que puedo rescatar algunas cosas que quizá no tengan mucho sentido, pero de todos modos me gustaría contar.

Comencemos con Laura y su amiga, yo supongo que ellas al meter sus narices demasiado en el asunto del Club de Nahuales, hicieron enojar a ciertas personas que resultaron ser peligrosas, así que como medida de disuasión, sacaron del mapa a la amiga de Laura, para que ella desistiera de estar hurgando donde no debía.

No creo que la muerte del padre de Laura tenga algo que ver con todo esto, yo considero que eso fue una terrible pero simple coincidencia, nada más que eso.

La cuestión es que Laura, sobrepasada por la situación, sabiendo que su amiga posiblemente haya terminado en manos del Club de Nahuales, y creyendo que esa misma gente estaba detrás de la muerte de su padre, pues Laura se obsesionó más y más, hasta que también tuvieron que borrarla del mapa, quizá para que terminara en una Red Room, de las que ella tanto investigaba.

No lo sé, un detalle que no puedo olvidar son las iniciales del collar del enorme perro de aquellos videos. C.N.. para mí eso significa Club de Nahuales, es que está clarísimo, no puede ser coincidencia.

Esas iniciales en una serie de videos donde se da entender, intencionalmente por supuesto, que hay un perro horrible que puede convertirse en una persona y viceversa.

Eso no puede ser casualidad, tiene que existir una relación.
Y suponiendo que esto sea así, entonces los 5 videos que yo vi, seguramente eran pequeños extractos de una transmisión de alguna Red Room.

Creo que hasta este punto todo lo que digo no suena tan descabellado, pero aquí es donde las cosas comienzan a ponerse turbias.
¿Qué era ese perro?, ¿qué era esa persona?, ¿acaso en realidad se trataba de un Nahual?

Yo no sé nada sobre Nahuales, pero no creo que se puedan comportar de una forma tan humana, y salir en Videos donde esa cosa sabía perfectamente que estaba siendo grabada.

Quizá se trataba de una persona con una enfermedad sumamente extraña, que estaba por voluntad propia metida en esas cosas tan turbias, y claramente ilegales.

Pero, ¿por qué tenían los mismos ojos?, es que se los juro, no se parecían, no, eran literalmente los mismos ojos, tamaño, posición, color, cada detalle era idéntico.

Más extraño aún, en esos Videos, tal como dije antes, había una secuencia en la que el perro, claramente pasaba de parecer un animal a parecer una persona, y esto ocurría con fluidez. no había cortes ni pixelado.

Creo que nunca sabré qué fue exactamente lo que vi.

Sobre el tipo que me pasó los videos, estoy convencido de que me los envió por error, obviamente nunca le dije que los vi.
De hecho, no volví a intercambiar ni una palabra con él.

Ahí también me queda la duda sobre cómo esta persona dio con estos videos, no me hace mucho sentido que él formara parte del Club de Nahuales, porque él era de Estados Unidos, y el nombre Club de Nahuales suena muy mexicano.

Quizá él simplemente se los encontró por accidente mientras navegaba en la Dip Web, o, en el peor de los casos, ese tipo estaba tan enfermo que pagaba por ver espectáculos tan inhumanos como lo es una Red Room.

Hubo un tiempo que busqué en lo profundo del internet alguna señal de ese Club de Nahuales, alguna pizca, cualquier cosa, pero nunca encontré nada, la verdad no me sorprende, si se dedican a esas cosas.

Lo último que quieren es que cualquier persona random pueda dar con ellos.
Lo más probable es que en el cuarto de Laura, entre tantas cosas que tenía amontonadas en sus paredes, hubiera podido encontrar mucho más sobre estos tipos, pero nunca pude volver a esa casa.

Me daba pánico que alguien que estuviera metido en eso, se diera cuenta de que yo estaba investigando y me pasara lo mismo que a Laura y a su amiga.

Fue así que dejé todo este asunto atrás, ni siquiera a mi esposa le he contado esto, me va a pedir muchas explicaciones si por casualidad llega a escuchar esta historia.

Yo me animé a contar mi experiencia, porque hace poco vi una noticia donde un muchachito había sido engañado, y había caído en manos de una peligrosa red que se mueve en la Deep Web.

Sé que esta historia será escuchada por miles de personas, y quizá esta no sea la mejor forma de lanzar una advertencia, pero a todos los que acaban de conocer mi historia, quiero darles el mejor consejo que alguien les puede dar.

Nunca, jamás, por nada confíen en nadie que conozcan dentro de la Deep Web.

Autor: Ramiro Contreras.

Derechos Reservados.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Historias de Terror