Apuesta Con El Diablo – Historia De Terror 2022

Historia de terror - Apuesta con el diablo (1)

Apuesta Con El Diablo – Historia De Terror 2022


Historia de terror… Recuerdo que cuando mis hermanos y yo éramos niños disfrutábamos de las historia que mi abuelo nos contaba.

Muchas de estas historias eran inventadas, pero muchas otras eran eventos que habían ocurrido en nuestra propia familia.

Huubo uno de esos relatos que me impactó realmente porque no solo mi abuelo nos aseguró que había sido verdad, también mi madre lo confirmó.

La historia empezaba con el abuelo de mi abuelo, él fue un hombre muy conocido en su región, era dueño de una buena extensión de tierras, la gente decía que era descendiente directo de los grandes guerreros y gobernantes indígenas, era querido y respetado por quienes lo conocían.

Después de casarse con una mujer extranjera y también encantadora, formaron una familia que parecía muy feliz, tuvieron tres hijos, dos mujeres y un hombre llamado Antonio.

Antonio era su hijo favorito, aunque uno supondría que los padres no deberían preferir a ninguno de sus hijos, eran épocas diferentes y además la preferencia por Antonio era evidente, ya que no solo era muy parecido a él físicamente, sino que también era muy similar su forma de ser, era amable, encantador, fuerte y en principio parecía tener una gran visión para los negocios.

Cuenta la gente que Antonio se enamoró perdidamente de una mujer que ya había sido comprometida en matrimonio con otro hombre, aun así, se juraron amor eterno y habían acordado huir juntos, pero cuando llegó el momento ella se arrepintió pues le pesaba mucho el compromiso que su familia había adquirido para su matrimonio.

Así que Antonio no tuvo más remedio que aceptarlo, nunca volvió a enamorarse, ni se casó, esta decepción amorosa lo cambió por completo, se volvió un hombre solitario, ya no era amable con la gente y aunque siempre había tenido un gran gusto por las apuestas y el juego, después de esto se volvió más recurrente que Antonio apostara y la verdad es que casi siempre ganaba, por eso su padre nunca vio un verdadero problema con ello y como lo dije antes eran otros tiempos, era normal que algunos hombres se reunieran para apostar jugando cartas o dados que eran los juegos que a Antonio más le gustaban.

En esa época y sobre todo en los pueblos y las zonas rurales era normal transportarse en caballos, sobre todo cuando uno vivía en ranchos o en haciendas que los tenían, así que Antonio generalmente andaba en su caballo, era un caballo precioso, imponente, pura sangre, se decía que había sido traído desde Europa.

Historia de terror Apuesta con el diablo

historia de terror Apuesta con el diablo

La madre de Antonio era de ascendencia española, no había otra igual en toda la región.

Por la imponente presencia que Antonio proyectaba montado en su caballo y por la gran suerte que parecía tener en las apuestas, además de que con el tiempo había empezado a utilizar un lenguaje que para la gente del pueblo resultaba muy blasfemo, las personas le pusieron como apodo El Diablo, él ganó gran parte de toda su fortuna y logro extender sus tierras a través del juego, no parecía haber nadie que le ganara.


Un día, Antonio como de costumbre, estaba apostando, se encontraba en una casa que funcionaba como bar, en donde en ese tiempo solían ir los hombres a jugar con las cartas y con los dados.

En esa ocasión en especial Antonio tenía una racha imparable, había llevado algún dinero en efectivo y unas cuantas propiedades como base para sus apuestas, pero cuenta la gente que había ganado casi cuatro veces el valor de lo que llevaba. Historia de terror

Constantemente pedía tragos que incluso compartía con sus contrincantes y repetía a viva voz que no había nadie en el mundo que pudiera ganarle, ni aunque en ese momento el mismísimo Dios en persona bajara a retarlo, podría ganarle.

Entonces cuando Antonio victorioso estaba haciendo un conteo de sus ganancias frente los que había derrotado, apareció una persona afuera de aquel lugar, un hombre, un foráneo que iba montando un caballo que solo podía compararse con el pura sangre que en ese tiempo tenía Antonio.

Historia de terror Apuesta con el diablo

La gente de aquel entonces describía de formas muy diferentes a aquel foráneo, algunos lo veían como un hombre viejo y con canas, otros decían que era joven de cabello rubio, lo cierto es que hasta el día de hoy no hay dos versiones iguales de la apariencia del extraño.

El foráneo llegó al lugar preguntando directamente por el hombre al que apodaban El Diablo, era como si lo conociera, el hombre que estaba en la puerta le indicó que adentro podía encontrarlo. historia d terror

El foráneo entró y cuando vio a Antonio quién ya estaba a punto de irse hacía su casa, lo retó a un juego, le mostró que traía mucho dinero y oro, hasta propiedades de diferentes lugares del país y aunque Antonio estuvo a punto de negarse, no pudo contener la ambición que le provocaba ver todos esos valiosos vienes que el foráneo estaba dispuesto a perder apostando con él.

Iniciaron con las cartas, al principio cada uno ganó y perdió un par de juegos, pero entonces el foráneo empezó a ganar, una y otra vez.

Más de cinco horas pasaron mientras los dos continuaban apostando y bebiendo, Antonio ya estaba bastante tomado y había perdido todo lo que había ganado antes de la llegada de aquel extraño, sin contar que estaba a punto de perder también todo lo que había llevado ese día para apostar, a él esto le parecía algo completamente irreal pues nunca en sus años de apostador había conocido a alguien que tuviera una mejor suerte que él.

Fue entonces cuando resignado se dispuso darle la mano al foráneo y salió del lugar hacía su casa, pero en ese momento el extraño le propuso un trato, le pidió que hicieran una última apuesta, pero Antonio le dijo que ya no tenía nada que apostar, entonces el hombre le habló del caballo que había visto afuera, el pura sangre de Antonio por el que lo habían apodado El Diablo había llamado su atención, así que le propuso apostar ese caballo contra todo lo que ya le había ganado.

Antonio lo dudó por varios minutos, realmente quería todo lo que había perdido de vuelta, pero su caballo era el ser que más amaba en este mundo y no podía ni imaginar perderlo, entonces el foráneo, como si leyera sus pensamientos, aumentó la apuesta y una vez más Antonio, preso a su incansable avaricia aceptó.

El extraño le permitió elegir el juego y como el favorito de Antonio eran los dados, fue este el que eligió, jugarían solo lanzando una vez, era todo o nada. Antonio lanzó los tres dados y sacó 17, dos seis y un cinco, era un puntaje muy difícil de superar, pero cuando fue el turno del foráneo los dados mostraron tres seis, sumando 18.

Antonio le suplicó que lo dejara recuperar su caballo, le pidió esperarlo para traer más dinero y propiedades para apostar, pero el extraño se negó rotundamente y compadeciéndose de él le ofreció una vieja mula como premio de consolación,. historia de terror

Lo extraño era que cuando lo vieron llegar no traía ningún otro animal, sin embargo cuando el foráneo se fue de aquél lugar dejó una mula en la entrada y antes de irse se despidió de Antonio estrechando su mano y diciéndole que pronto se volverían a encontrar pero en otro lugar.

Antonio no tuvo más remedio que aceptar su derrota y para enfrentarse con la pérdida de su compañero fiel continuó bebiendo, hasta que fue de madrugada y a fuerza uno de los empleados de ese lugar lo convenció de que debía regresar a casa.

Al día siguiente el padre de Antonio fue a hablar con él, pero no lo encontró, muy preocupado por su hijo fue hasta el pueblo para buscarlo, pero nadie tenía noticias suyas.

Hasta que una señora le comentó que le habían visto en una casa de apuestas y le indicó en donde quedaba.

El padre de Antonio fue hasta el lugar y allí un hombre le contó que la noche anterior un hombre extraño que nadie conocía había estado apostando con su Antonio y al haberle quitado todo incluyendo su caballo, Antonio se había ido a su casa, ebrio y montado en una mula.

Organizaron una búsqueda con varios trabajadores y voluntarios de la familia, pero no lograban encontrar a Antonio, así pasaron cinco días y las expectativas de que apareciera con vida disminuían cada vez más.

Historia de terror Apuesta con el diablo

Entonces una noche un trabajador dijo que su hijo había visto a Antonio deambulando por un camino poco concurrido, así que todos fueron en la dirección que el trabajador les había indicado esperando encontrar alguna pista del paradero de Antonio.

Se adentraron en el camino que estaba junto a un abismo, dicen que en algún punto el padre de Antonio palideció mientras observaba fijamente el fondo de un barranco, allí desde lo lejos podía verse lo que parecía el cuerpo de una persona.

Descendieron lo más rápido que pudieron pero teniendo cuidado de no sufrir un accidente y cuando se acercaron al cuerpo pudieron identificar que era Antonio.

Era evidente que había fallecido, tenía heridas muy extrañas, además por el paso de los días y el calor que hacía en esa zona, tenía un olor putrefacto.

unos metros más allá estaba la mula en la que le habían visto irse aquella fatídica noche, el animal aunque sin vida, estaba completamente intacto, no parecía haber sufrido ningún daño, era como si estuviese momificado.

Dice mi abuelo que su abuelo contaba la historia de su hijo Antonio con mucha melancolía, se arrepentía por no haber podido hacer más por él. historia de terror

Contaba que después de eso, tuvo que vender parte de las tierras en las que vivió Antonio, ya que los trabajadores constantemente se quejaban de encontrar cultivos enteros que parecían haber sido arruinados por pisadas de animales.

Un par de veces dijeron haber visto a un hombre montado en caballo y seguido por el que parecía el pura sangre que alguna vez fue de Antonio, pero cuando intentaban describir a ese hombre que solían ver, sobre todo en las noches, no lograban ponerse de acuerdo en cómo era su apariencia física.

algunos decían que era el mismísimo Demonio, al que un día por diversión o por envidia se le había ocurrido venir a tierra a derrotar al hombre que habían apodado como El Diablo, solo para demostrar que nadie era digno de ser comparado con él. Historia de terror

Autor: Luna

Derechos Reservados

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Historias de Terror